Las corporaciones locales de ambas localidades han mantenido una reunión en Mosqueruela donde han vuelto a poner de manifiesto la petición, que también ha sido aprobada en mociones presentadas en ambos ayuntamientos. Además, los dos consistorios han impulsado la recogida de firmas en los últimos dos meses, contabilizando ya más de 3.000.

El arreglo de la carretera lleva desde hace tres años en obras de manera intermitente y tan sólo se ha hecho el movimiento de tierras de seis kilómetros, con tramos que siguen el antiguo trazado y un asfalto en pésimas condiciones, según se ha puesto de manifiesto en el encuentro.

La última "mala noticia" que han conocido los municipios, según han informado en una nota de prensa, es que el Gobierno de Aragón ha retirado del Fondo de Inversiones de Teruel (FITE) 800.000 euros que había consignados para esta carretera en 2016. Este dinero tan solo permitía realizar un tramo. "Además de esta partida harían falta otras inversiones mucho más cuantiosas para el arreglo del trazado en la parte turolense".

En el tramo castellonense ambos ayuntamientos demandan a la Generalitat valenciana la mejora del vial, muy sinuoso y con el asfalto en mal estado.

Los alcaldes de Mosqueruela, Maria Isabel Gil y Vilafranca, Óscar Tena, han expresado su intención de pedir sendas reuniones con los consejeros de Infraestructuras del Gobierno de Aragón y la Generalitat valenciana para explicarles la necesidad de mejora urgente de la carretera

La carretera Vilafranca-Mosqueruela une los territorios de Castellón y Teruel. Asimismo es la vía de acceso a las pistas de esquí de Valdelinares desde una parte de Aragón, Castellón y Cataluña. La mejora de la carretera es urgente, han resaltado desde los dos consistorios, ya que su actual estado supone un peligro cuando llegue la nieve.

La petición de mejora de la carretera es una reivindicación que ambos municipios vienen arrastrando desde hace décadas.

Consulta aquí más noticias de Teruel.