La tarde emepezó como un juego más en la escuela para sordos Model, eso sí con los equipos dividos en chicos negros y chicos blancos. Pero la situación se calentó y del enfrentamiento se pasó a la agresión racista con tintes de delito.

Todos los implicados tienen entre 15 y 19 años

Después de una trifulca entre ellos se separaron, pero un grupo de seis blancos y un negro (todos entre los 15 y los 19 años) cogieron a uno de los chicos le llevaron a una habitación, donde le encerraron durante 45 minutos, le maltrataron y le pintaron esvásticas y enseñas del Ku Klux Klan, según informa CNN.

La Policía de Washington ha abierto una investigación y los responsables, identificados por el instituto, podrían ser imputados por un crimen de odio.