En declaraciones a Europa Press, Molina ha recordado que en el momento de la dimisión las delegaciones pasan a la Alcaldía, por lo que "las estoy gestionando y le he puesto un poco más de organización". Cabe recordar que las ediles que dimitieron eran las encargadas de las áreas de Urbanismo y de Medio Ambiente.

El alcalde ha asegurado que el trabajo técnico en ambas áreas "se está haciendo perfectamente", y ha indicado que "posiblemente antes de final

de año tengamos una de las demandas que las concejalas dimitidas decían, que era tener unas dependencias". En este sentido, ha afirmado que "aquí todo el mundo trabaja en unas dependencias, pero vamos a mejorarlas".

Además, Molina ha manifestado que espera que "en breve" el Ayuntamiento entre en la Administración Electrónica, por lo que "ya no sólo vamos a ser el Ayuntamiento más transparente de la provincia, sino que además, entramos ahí para dar un mejor servicio al ciudadano".

En cuanto al comportamiento de la oposición, al quedarse el equipo de gobierno con tan solo seis ediles, el alcalde ha manifestado que "van a intentar hacer ver que no vamos a poder hacer el trabajo, pero todos los barbateños comprobarán que se pagan todas las nóminas y que seguimos dando los servicios municipales".

En este sentido, Molina ha afirmado que "una cosa es la función política, que es levantar la mano en los plenos, y otra la gestión, donde estamos haciendo lo máximo para sacar todos los proyectos".

Consulta aquí más noticias de Cádiz.