El motín se originó en una sala del CIE donde un interno fingió encontrase enfermo, por lo que requirió asistencia del personal. Fue ese momento el que aprovecharon otros internos para iniciar la huida. Hasta el lugar se desplazaron efectivos policiales de Sangonera, Cartagena y Alcantarilla. A las labores de búsqueda de los fugados también se sumaron agentes de la Policía de proximidad de Murcia.

El CIE de Sangonera se encuentra al máximo de su ocupación con 127 inmigrantes irregulares, todos ellos de nacionalidad argelina, y fuentes policiales han asegurado que no es la primera vez que se producen altercados en su interior. Del CIE de Sangonera, los internos son derivados al Consulado de Argelia para tramitar su expulsión.

Consulta aquí más noticias de Murcia.