Fernández pide a los socialistas que la división no llegue al Congreso de los Diputados

El presidente de la gestora del PSOE, Javier Fernández, conversa con el portavoz en el Congreso, Antonio Hernando.
El presidente de la gestora del PSOE, Javier Fernández, conversa con el portavoz en el Congreso, Antonio Hernando.
Paco Campos / EFE

El presidente de la gestora del PSOE, Javier Fernández, ha admitido este martes que le "preocupa la división en el partido", por lo que ha pedido "responsabilidad" a los diputados socialistas para que el cisma no se traslade al Congreso ni a otras instituciones.

Fernández ha hecho estas declaraciones antes de intervenir en la reunión a puerta cerrada del grupo parlamentario socialista para exponer sus planes en la nueva etapa que se abre en el partido tras la dimisión de Pedro Sánchez como secretario general. Entre esas declaraciones previas a su reunión en el Congreso, Fernández ha hecho un curioso análisis de la situación actual del partido: "El PSOE se ha podemizado", ha declarado con cierta resignación.

"Me preocupa la división en el partido y eso es lo que tengo que evitar, que haya un antagonismo y un enfrentamiento. Es un riesgo que puede afectar al partido en las bases y, por supuesto, también a los dirigentes y a las elites", ha afirmado el presidente asturiano.

Fernández ha subrayado que la misión de la gestora tiene que ser "apaciguar" la organización y "enfriar el magma" en el que se ha convertido el partido, lo que requiere "diálogo y hablar", y ha confiado en que el ambiente se vaya calmando.

Para el también presidente de Asturias, "es esencial que se mantenga la normalidad en las instituciones" en la que están los socialistas, en especial, en el Congreso y en el Senado.

El dirigente asturiano ha reiterado que aún no hay fecha del Comité Federal del PSOE en el que se tiene que tomar la decisión sobre si abstenerse ante Mariano Rajoy o reafirmarse en el voto contrario, lo que abocaría a terceras elecciones. "Como hay poco tiempo, será pronto. Conviene que este magma en el que nos hemos convertido, enfriarlo", se ha limitado a decir.

Entre las fechas que se barajan están el 15 o el 22 de octubre, si bien Fernández quiere reunir antes al Consejo de Política Federal del PSOE, donde están representados los barones territoriales del partido.

"Tender puentes"

Fernández ha intervenido ante los diputados y senadores a puerta cerrada en la Cámara baja después de que la gestora mantuviera este lunes su primera reunión de trabajo en Ferraz.

El presidente asturiano se ha marcado como primer objetivo "tender puentes, hablar, pactar y cohesionar" para evitar que "el incendio que consume al PSOE se haga irresoluble" después de lo ocurrido en el Comité Federal del pasado sábado.

El mensaje de cohesión que Fernández intenta trasladar choca con la postura de algunos diputados que ahora han pasado al sector crítico con el cambio de dirección y, en especial, con el PSC.

Los socialistas catalanes defienden que si los dirigentes del partido se inclinan por la abstención a favor de un Gobierno de , los militantes deberán ser consultados. Más allá va la aspirante a liderar el PSC, Núria Parlon, que alienta a que los diputados catalanes rompan la disciplina de voto en el Congreso si el PSOE decide abstenerse.

Fernández ya ha advertido de que la gestora "ni se plantea" dar libertad a los 85 diputados para que voten lo que quieran.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento