Aqualia ha manifestado a través de un comunicado que el agua de los grifos de la capital jiennense está regulada por "un exhaustivo control sanitario que la certifica como totalmente potable". Además, ha señalado que desde Aqualia se analiza el agua de la red de distribución en los puntos ya habilitados para ello, sin necesidad de acceder al interior de las viviendas.

La empresa ha señalado que las analíticas realizadas en laboratorios acreditados han arrojado resultado satisfactorio y apto para el consumo humano como establece el Real Decreto 140/2003, de 7 de febrero, por el que se establecen los criterios sanitarios de la calidad del agua de consumo humano.

Consulta aquí más noticias de Jaén.