Theresa May
La primera ministra británica, Theresa May (c), aplaude durante el discurso del ministro británico de Economía, Philip Hammond (no visible en la foto) en el congreso anual del Partido Conservador en Birmingham, Reino Unido, este lunes 3 de octubre de 2016. Facundo Arrizabalaga / EFE

La libra esterlina ha caído este lunes hasta marcar frente al euro niveles que no registraba desde hace tres años. El descenso se ha producido horas después de que la primera ministra británica, Theresa May, anunciase que iniciará a finales de marzo de 2017 el proceso para la ruptura del Reino Unido con la UE. Con ese calendario, el Reino Unido podría quedar fuera del bloque europeo en la primavera de 2019, una vez completado el periodo de dos años de negociaciones estipulado en el artículo 50 del Tratado de Lisboa sobre la retirada de un país comunitario.

La moneda británica perdía el 0,8% frente al euro hasta situarse en 1,144 €.

La libra también ha registrado este lunes su nivel más bajo frente al dólar desde comienzos de julio. Ha caído un 0,9% hasta situarse en los 1,2854 dólares.

No obstante, este retroceso no ha sido tan fuerte en comparación con el 11% de caída que sufrió la libra esterlina después de que los británicos votaran el pasado 23 de junio a favor de salir de la UE.

De acuerdo con los analistas, los términos de las negociaciones sobre la salida serán determinantes para saber si la moneda británica sufrirá nuevas caídas o se recuperará en los mercados.

May indicó este domingo en el congreso anual de su partido, el Conservador, que se celebra en la ciudad inglesa de Birmingham, que el Reino Unido activará el artículo 50 del Tratado de Lisboa -que fija un periodo de dos años de negociaciones sobre la retirada de un país comunitario del bloque- en el primer trimestre de 2017.

En este sentido, el ministro británico de Economía, Philip Hammond, admitió este lunes a la BBC que la economía del Reino Unido afrontará momentos de turbulencias, que comparó con una "montaña rusa", durante estas negociaciones sobre el brexit.

"Debemos esperar algunas turbulencias al empezar este proceso de negociación. Habrá un periodo de un par de años, o tal vez más, en que las empresas tendrán incertidumbre sobre el estado final de nuestra relación con la Unión Europea", afirmó Hammond.