Durante la primera sesión del juicio con jurado popular en la Audiencia Provincial de Sevilla, el acusado ha dicho no obstante que lo único que recuerda del momento de los hechos "es la cara" de la víctima, que tenía 75 años.

La Fiscalía pide para el acusado 20 años de prisión por un delito de asesinato, mientras que la acusación particular que ejerce la abogada Inmaculada Torres en nombre de un hermano y los sobrinos del fallecido ha pedido para el imputado la prisión permanente revisable, lo que se produce en Sevilla por primera vez desde su aplicación.

De su lado, la letrada del imputado, Encarnación Molino, ha interesado la libre absolución de su patrocinado al entender que concurre la eximente completa de alteración psíquica y, de manera subsidiaria, la imposición de una pena de diez años de cárcel por un delito de homicidio.

(((SEGUIRÁ AMPLIACIÓN)))

Consulta aquí más noticias de Sevilla.