La gestora del Partido Socialista aplazó este lunes la convocatoria del Comité Federal que decidirá acerca de la abstención frente a Mariano Rajoy (PP) en un intento de pacificar el partido tras la convulsión provocada por la revuelta de los barones críticos, que acabó, el sábado, con la dimisión de Pedro Sánchez como secretario general.

El plazo para formar gobierno finaliza el domingo 30 de octubre"Ha habido consenso en que tenemos tiempo para decidir. Todos entendíamos que no nos ha dado tiempo a abrir una reflexión, así que no ha sido un tema de debate y no hemos fijado una fecha. Es algo que queda pendiente, pero no es un problema, porque tenemos que reunirnos todas las semanas", explicaron a 20minutos desde la nueva dirección colegiada.

La convocatoria del  Comité Federal es inexcusable, dado que es el único órgano autorizado para marcar los pactos y las grandes decisiones políticas, según los estatutos. Hasta que sus casi 300 miembros emitan una resolución, la hoja de ruta vigente es la que adoptó tras las elecciones del 20 de diciembre de 2015: no a Rajoy y no a negociar con Podemos ni los partidos independentistas.

Javier Fernández, presidente del órgano, confirmó tras el encuentro que no convocará el Comité para el próximo sábado, 8 de agosto, como estaba previsto: "No tenemos ningún calendario prefijado [...] El sábado no va a ser".  Aunque se negó a especular sobre el camino que tomarán los socialistas, advirtió: "Abstenerse o apoyar [un Gobierno de Rajoy] no son la misma cosa".

La gestora volverá a encontrarse, como tarde, el próximo lunes. El partido tiene hasta mediados de octubre para tomar una decisión, por lo que el Comité aún podría tener lugar los sábados 15 y 22 de octubre. El plazo para formar gobierno finaliza el domingo 30. Si ningún aspirante logra el respaldo suficiente para la investidura antes de ese día, el rey firmará la convocatoria de elecciones.

El PP ya ha presentado en el Congreso la reforma de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG) para modificar la duración de la campaña electoral y evitar que los comicios se celebren el 25 de diciembre, en plena Navidad, como dispuso el propio partido. En su lugar, la votación tendría lugar el día 18.

"No quiero elecciones"

El PSOE se encuentra dividido entre los que quieren intentar un Gobierno alternativo -hasta ahora, con Sánchez-, los que apuestan por una abstención que facilite un Ejecutivo en minoría del PP y los que dudan sobre ir de nuevo a las urnas. La única condición que une a los críticos, además de su rechazo a Pedro Sánchez, es la imposibilidad de formar un Ejecutivo con Podemos y las fuerzas nacionalistas.

Susana Díaz mantiene que el PSOE debe facilitar la gobernabilidad desde la oposiciónSusana Díaz, que nunca ha hablado públicamente a favor de la abstención, apuesta por evitar unas terceras elecciones y facilitar la gobernabilidad desde la oposición. "Con 85 diputados no se puede gobernar", sentenció el 14 de septiembre. "Mi posición no la he cambiado", apostilló este lunes.

"Como presidente de Asturias he dejado claro que no quiero elecciones. Es mi posición y la voy a mantener en Comité Federal", declaró este lunes Javier Fernández, que afirmó que el PSOE no tiene "nada que hablar" con los partidos nacionalistas. José María Barreda, expresidente de Castilla-La Mancha y actual diputado en el Congreso, defendió que la única opción son las urnas o una abstención condicionada para investir a Rajoy.

El líder del PP realizó una "llamada protocolaria" a Javier Fernández para felicitarle por la asunción del cargo de presidente de la gestora y para mantener abierto un canal de comunicación, según informó el PSOE.

Llama al Consejo Territorial

El presidente de la gestora detalló este lunes que los cambios en la dirección y las portavocías de los grupos parlamentarios del Congreso, el Senado y el Parlamento Europeo también quedan aplazados. "Los habrá en su momento, pero tampoco estamos pensando en que sean drásticos", zanjó. Eduardo Madina se perfila como sustituto de Antonio Hernando como portavoz en el Congreso, donde Pedro Sánchez mantendrá su escaño, según anunció él mismo.

Lo que sí está en la agenda socialista es la convocatoria del Consejo Territorial, donde los secretarios generales de todas las autonomías -tanto los favorables a las tesis del dimitido Pedro Sánchez como los que apoyaron el golpe contra él-  podrán ofrecer su opinión acerca del papel que debe jugar el PSOE respecto a la gobernabilidad del país.