Vivienda en venta
El cartel de Se Vende en la fachada de un edificio. CH. LIZARRALDE

El precio de la vivienda sigue subiendo en 2016, pero lo hace a dos velocidades distintas. Es la principal conclusión que se extrae tras consultar los últimos datos hechos públicos por Sociedad de Tasación y Tinsa. En el caso de la primera, se apunta que el precio aumenta un 1% hasta junio. La otra indica que la subida es del 0,8% en el tercer trimestre. Pero en ambos casos se reconoce que ese incremento es muy desigual.

Las grandes ciudades y zonas costeras van a un ritmo mayor; en el resto, la vivienda se encarece más lentamente. El director general de ST Sociedad de Tasación, Juan Fernández-Aceytuno, explica que el comportamiento de los precios no ha sido homogéneo en todo el ámbito territorial, sino que se produce a "dos velocidades" al existir una fuerte relación entre las transacciones realizadas y la variación de precios.
 
Según su 'Informe de Tendencias del Sector Inmobiliario', el precio medio de la vivienda nueva y usada en España se situó en 1.447 euros por metro cuadrado en la primera mitad del año, lo que supone un aumento del 1% en comparación al mismo periodo del año. Se confirma el repunte del precio de la vivienda por segundo semestre consecutivo.

Este estudio muestra que cuatro comunidades autónomas concentran el 49% de las operaciones de compraventa y que estas cuatro registran las mayores subidas de precios. Este patrón se repite en las provincias y capitales donde más crecen las transacciones. El precio medio más elevado de la vivienda se registra en la provincia de Guipúzcoa (2.313 euros por metro cuadrado), seguida de Barcelona con (2.114 euros), mientras que los más bajos se dan en Badajoz (825 euros) y Ciudad Real (833 euros).

Cuatro comunidades concentran el 49% de las operaciones de compraventaBaleares registra la mayor subida de precio, un 2,8%; seguida de cerca por Madrid, con un 2,7%, y Cataluña, con un 2,6%. A más distancia se sitúa la Comunidad Valenciana, con una subida de precio del 1,1%. Estas cuatro comunidades han registrado en el último año el grueso de las transacciones inmobiliarias del territorio nacional, el 48,9% de las operaciones compraventa. Por el contrario, Asturias, Aragón, Castilla y León y País Vasco registran caídas en el precio de la vivienda nueva y usada. El precio baja en Asturias un -1,6%, y en el resto de comunidades -1,2%.

De su lado, las grandes capitales de provincia continúan actuando como locomotoras de la recuperación. Destacan las subidas del precio de la vivienda en Barcelona (+5,4%), Madrid y Palma de Mallorca (+3,5 en ambos casos), mientras que en Alicante el alza es del 2,2%, en Sevilla un 1,9% y en Málaga del 0,9%. Estas capitales han concentrado el 51,5% de las transacciones realizadas en el total de capitales de nuestro país durante el primer semestre de 2016.

Cataluña, Madrid y Canarias

Según el Índice Tinsa IMIE Mercados Locales, el mercado residencial de viviendas moderó ligeramente su ritmo de crecimiento, al situarse en el 0,8% en el tercer trimestre del año, frente al 1,5% del primero y el 1% del segundo. Liberaron las subidas Cataluña (+6,5%), Comunidad de Madrid (+4,8%) y Canarias (+3,8%). Las caídas más pronunciadas las registraron Murcia (-4,9%), Cantabria (-4,1%), Navarra (-3,3%) y Castilla y León (-3,1%).

Desde enero de 2016, el precio medio se ha incrementado un 3,8% en Cataluña, un 3,5% en Canarias y un 2,9% en la Comunidad de Madrid, mientras que el valor de la vivienda se ha depreciado un 5,8% en Cantabria, un 4,2% en Murcia y un 3,9% en Castilla y León.

Según el índice de Tinsa, los incrementos de precio más acusados han tenido lugar en grandes ciudades como Barcelona (+8,8%) y Santa Cruz de Tenerife (+7,4%). En Madrid capital, el aumento ha sido del +5% respecto al tercer trimestre de 2015.

Desde máximos de 2007, la caída acumulada de precios ha alcanzado el 40,9%, siendo más pronunciada en La Rioja (-55,9%), Castilla-La Mancha (-52,1%) y Navarra (-50,7%). Las comunidades que mejor han mantenido su nivel de precios en los últimos nueve años han sido Baleares, con una caída del 28,3%, Extremadura (-29,9%) y Galicia (-33,4%).