Así lo ha informado este lunes la Jefatura Superior de Policía de Canarias para añadir que

la investigación policial se inició tras la denuncia de un hombre en la que relataba la sustracción de dos bicicletas.

El propietario de las bicicletas contactó con distintos talleres de reparación de la ciudad y uno de los responsables de un taller, dio aviso al propietario que la reconoció como una de las sus bicicletas sustraídas.

Posteriormente los agentes procedieron a localizar a la persona que llevó la bicicleta a dicho lugar, manifestándoles que la adquirió por más de 500 euros a un compañero de trabajo.

La bicicleta recuperada fue finalmente devuelta a su legítimo propietario, continuándose las gestiones para la localización de la otra.

Instruido el correspondiente atestado policial, el detenido fue puesto a disposición de la Autoridad Judicial competente.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.