El huracán de categoría 4 Matthew continúa este domingo su desplazamiento por el Caribe con dirección noroeste, en su ruta hacia Jamaica, Haití y el oriente de Cuba, en donde ya se ha iniciado el proceso de evacuación de algunas localidades, así como en República Dominicana.

Es un gran huracán, intenso y extenso

El quinto huracán de la actual temporada ciclónica en el Atlántico continúa casi con la misma intensidad, vientos máximos sostenidos de 145 millas por hora (230 kilómetros por hora), y mantiene su lento desplazamiento de 5 millas por hora (7 km/h), de acuerdo al Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EE.UU.

El huracán se sitúa a 320 millas (520 kilómetros) al sur-suroeste de Puerto Príncipe, la capital de Haití, y a 270 millas (435 kilómetros) al sur-sureste de Kingston (Jamaica), indicó el boletín de las 5 de la tarde, hora local (21.00 GMT), del CNH.

Según los expertos, son tres los efectos más destructivos que acompañan a Matthew: los fuertes vientos, las intensas lluvias y las penetraciones del mar como un elemento de alta vulnerabilidad al levantar olas de hasta 90 metros de altura en zonas costeras.

"Es un gran huracán, intenso y extenso", por lo que los efectos de este fenómeno meteorológico van a abarcar una amplia zona alrededor de su centro, advirtió el meteorólogo José Rubiera, en uno de sus recientes reportes televisivos para actualizar la situación, ruta y características de Matthew.

Cuba

Cuba espera en alerta el inminente embate del poderoso huracán Matthew y ha evacuado ya a miles de personas de las zonas amenazadas mientras agiliza las medidas de prevención para minimizar los daños que puede causar su paso por la zona oriental de la isla, informa la televisión estatal.

Ante la proximidad de Matthew, la Defensa Civil ha activado los mecanismos dispuestos para estos casos de emergencia meteorológica y ha iniciado las evacuaciones de la zonas proclives a inundaciones costeras en localidades de las provincias orientales Guantánamo, Holguín, Granma, Las Tunas y Santiago de Cuba.

Especialistas de ese organismo explicaron que se han adoptado medidas de protección en almacenes de medicamentos y alimentos, centros de producción y animales en riesgo, así como las garantías de servicios de salud, transporte y comunicaciones, la tala de árboles, recogida de desechos, limpieza de calles, drenajes y alcantarillas y la cosecha de productos agrícolas, entre otras.

Una de las orientaciones más insistentes de la Defensa Civil a los habitantes de los territorios declarados en alerta por ciclón es que se mantengan "informados" a través de los boletines que de manera frecuente divulgan la radio y televisión estatales.

Al mediodía de este domingo se encontraba ubicado a unos 645 kilómetros al sur de la provincia Guantánamo, en el extremo más oriental del país caribeño, con un movimiento errático y lento de 6 kilómetros por hora, según precisó el Centro de Pronósticos del Instituto de Meteorología cubano.

República Dominicana

El Gobierno dominicano ha previsto la evacuación de las áreas que se encuentran próximas a las presas del país, y ya ha comenzado a desplazar a la población de las áreas de riesgo que rodean el río Yuna, en Samaná, en el este del país, informó la Presidencia en un comunicado.

Durante una reunión encabezada por el Ministro de la Presidencia, Gustavo Montalvo, se dispusieron diversas medidas de monitoreo y prevención para evitar cualquier situación de peligro en los alrededores de las presas del país.

En este sentido, ya se ha previsto la evacuación de todas las áreas que se encuentran aguas abajo de las presas del país, siendo prioritarias las comunidades cercanas a las instalaciones de Sabaneta, Valdesia, Aguacate y Jigüey. También se han identificado las áreas de riesgo que rodean el río Yuna y se ha iniciado su evacuación.

La compañía aérea Pawa Dominicana informó este domingo de la cancelación de sus vuelos entre Santo Domingo y Puerto Príncipe de los días lunes 3 y miércoles 5, a causa del cierre temporal del Aeropuerto Internacional Toussaint Louverture de Haití con carácter preventivo, que responde a los pronósticos sobre la evolución del huracán Matthew, que se sitúa a 545 kilómetros al sur-suroeste de la capital de Haití, que está en alerta roja desde este sábado por la noche.

La aerolínea señaló, en un comunicado, que está contactando con los pasajeros afectados para reubicarlos en el próximo vuelo que haya disponible.

Las autoridades dominicanas cifran en medio millón el número de personas que prevé que se desplacen en las provincias más vulnerables, bien a las viviendas de familiares, bien a los albergues con que cuenta el Estado, un total de 3.261 con capacidad para más de 825.000 personas, preparados por Defensa Civil.

Debido a posibles inundaciones repentinas urbanas y rurales, crecidas de ríos arroyos y cañadas, así como deslizamientos de tierra, el Centro de Operaciones de Emergencias (COE) de República Dominicana estableció la alerta roja en 15 provincias, otras nueve en alerta amarilla y siete en nivel verde.

Clases suspendidas

Como consecuencia de esta situación, las clases quedarán suspendidas este lunes en las 24 provincias que se encuentran en alerta roja y en alerta amarilla. La docencia continuará con normalidad en las 7 provincias restantes.

El Centro de Operaciones de Emergencias (COE) decretó el nivel rojo de alerta en 15 provincias: Azua, San José de Ocoa, San Juan de la Maguana, Pedernales, Barahona, Independencia, Dajabón, Monte Cristi, Bahoruco, Elías Piña, San Cristóbal, Peravia, Santiago Rodríguez, Puerto Plata, Valverde.

Las provincias en alerta amarilla son 9: Monte Plata, Espaillat, Duarte, María Trinidad Sánchez, Santiago de los Caballeros, Sánchez Ramírez, Monseñor Nouel, La Vega, Gran Santo Domingo y las siete provincias restantes estarían en alerta verde.

Se dispuso, además, que todas las instituciones responsables del suministro de agua potable adopten medidas para garantizarlo y para evitar enfermedades derivadas del consumo de aguas contaminadas.

Por tal motivo, el gobierno solicitó a la población evitar el consumo de aguas que no estén debidamente potabilizadas, así como el baño en pozos.
Las corporaciones de acueductos y alcantarillado aseguraron que ya se está trabajando para garantizar que las infraestructuras se mantienen operativas y ofreciendo el servicio necesario.

En Haití las autoridades también están evacuando a la población de las principales zonas de riesgo, especialmente en la región sur y suroeste, donde podrían caer hasta 63 centímetros cúbicos de lluvia, según datos del Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Miami, Estados Unidos.

El último boletín de la entidad ubica el centro del huracán a 540 kilómetros de la capital haitiana, Puerto Príncipe, y se desplaza a una velocidad de siete kilómetros por hora, con vientos máximos de 230 kilómetros por hora.