Referendo en Colombia
 Un grupo de personas busca su mesa para votar en el plebiscito sobre el acuerdo de paz en Colombia EFE

Lluvias e inundaciones y una inédita normalidad en materia de orden público marcaron este domingo la primera mitad de la jornada en la que 34.899.945 colombianos fueron llamados a las urnas para refrendar en un plebiscito el acuerdo firmado por el Gobierno de Colombia y las FARC para terminar a 52 años de conflicto armado.

El mal tiempo fue la nota predominante en la primera mitad de la jornada como consecuencia del paso del huracán Matthew, que afectó una vasta zona del norte del país, hasta el punto de que las inundaciones ocurridas impidieron o retrasaron la apertura de los colegios electorales en algunos municipios.

Las imágenes que dejan las primeras cuatro horas de votación son de pocos votantes en la mayoría de las 81.925 mesas distribuidas en 11.034 puestos de votación de todo el país, o de votantes guarecidos bajo paraguas.

"Espero que los colombianos salgan a votar, a pesar de la lluvia, del mal tiempo en algunos lugares", dijo el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, después de votar en la mesa número uno, situada en el Capitolio Nacional, a pocos metros de la Casa de Nariño, sede del Gobierno.

La tranquilidad se debe tanto al hecho de que las FARC ya firmaron la paz como a que el Ejército de Liberación Nacional (ELN), segunda guerrilla del país, anunció que no hará acciones ofensivas en estos días para no comprometer el plebiscito

Santos aseguró que espera que el resultado de esta consulta sobre el acuerdo firmado con la guerrilla de las FARC, "cambie la historia de este país para bien".

También el jefe negociador del Gobierno en los diálogos de paz, Humberto de la Calle, llamó a los colombianos a "desafiar la lluvia" y salir a votar en un país donde la abstención fluctúa tradicionalmente entre el 50 y 60%.

También votó el expresidente Álvaro Uribe, líder de la campaña por el "no" en el plebiscito, y quien aseguró que "la paz es ilusionante" pero "los textos de La Habana, decepcionantes".

Los colombianos deberán responder con un "sí" o un "no" a la pregunta "¿Apoya usted el acuerdo final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera?", con la cual el Gobierno busca que la población valide el acuerdo de paz con las FARC firmado el pasado 26 de septiembre en Cartagena de Indias.

Al informar sobre la situación de orden público, el comandante de las Fuerzas Militares, general Juan Pablo Rodríguez, señaló que la jornada se inició "sin ninguna perturbación".

La tranquilidad se debe tanto al hecho de que las FARC ya firmaron la paz como a que el Ejército de Liberación Nacional (ELN), segunda guerrilla del país, anunció que no hará acciones ofensivas en estos días para no comprometer el plebiscito.

Incidentes por la lluvia

El ambiente de calma contrastó con los inconvenientes registrados en algunas zonas para la llegada de material electoral, en especial en municipios afectados por las lluvias dejadas por Matthew.

El ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, informó en un comunicado que no se logró entregar el material en 15 caseríos de la zona norte del departamento caribeño de La Guajira, donde hay un potencial de 32.000 votantes.

La Defensoría del Pueblo señaló que las inundaciones registradas en varios municipios en el norte del país están " afectando las votaciones".

Ante esta situación, el senador Armando Benedetti propuso que el presidente Santos pida al Consejo Nacional Electoral que extienda en una, dos o tres horas más la jornada de votación e incluso señaló que en algunas regiones y municipios de la costa Caribe se aplace la elección debido a esta "emergencia fortuita".

Para que el plebiscito sea válido se requiere que la opción del "sí" obtenga al menos el 13% del censo electoral de 34.899.945 ciudadanos, lo que significa que necesitará como mínimo 4.536.992 votos.