La afición no olvida a Puerta.
La afición no olvida a Puerta.(AGENCIAS)

La dirección gerencia del Hospital Virgen del Rocío ha abierto expediente disciplinario a cuatro médicos de su servicio de Cuidados Críticos y Urgencias, cuyos comentarios sobre la atención médica prestada al futbolista Antonio Puerta fueron difundidos el pasado sábado en el programa La Noria de Telecinco, según informa el diario ABC .


Los cuatro expedientados se supone que intervinieron en el programa aunque aparecieron en el mismo de forma anónima, ya que en las imágenes se ocultó el rostro de los sanitarios y no se hizo mención a sus nombres, según indicó la dirección del programa, porque temían sufrir represalias. En algún caso se trató de conversaciones grabadas a través del teléfono.

En sus comentarios en tono muy coloquial hacían mención a las atenciones que se prestaron a Antonio Puerta la noche de su ingreso y a las condiciones en las que ingresó el futbolista, días antes de que se produjera sus fallecimiento en la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital sevillano.

Con el nombre de La muerte de Antonio Puerta ¿pudo evitarse?, la cadena rellenó una sección de La Noria.

Según el expediente abierto, los doctores, tres hombres y una mujer, podrían haber incurrido en una falta muy grave según el régimen disciplinario del estatuto marco para el personal estatutario del Servicio Andaluz de Salud, al haber quebrantado presuntamente la debida reserva respecto a datos relativos al centro o a la intimidad personal de los usuarios y a la información relacionada con su proceso y estancia en el hospital.

El programa

Con el título La muerte de Antonio Puerta ¿pudo evitarse? , el programa televisivo trató la muerte del futbolista del Sevilla F. C., utilizando para ello las palabras de los médicos del hospital sevillano que se emitieron junto a otros vídeos con referencias a aspectos de la vida privada de Antonio Puerta.

Fueron los ingredientes para un posterior debate en directo en el que intervinieron, entre otros, el doctor Alfonso Cabezas, la doctora María Ángeles Grajal o Jimmy Jiménez Arnau, como supuestos especialistas en la materia.

Según Telecinco, "No ha sido fácil convencer a los médicos de que hablen, pero algunos lo han hecho a cambio de que no dijéramos sus nombres ni mostráramos sus rostros". Sin embargo, la versión de uno de los médicos, el doctor Gutiérrez Caracuel, es distinta y, según él mismo comentó al diario ABC , no participó de forma voluntaria en lo que considera un "lamentable reportaje".

Asegura que fue grabado sin su consentimiento y presentó una demanda en el Juzgado de Guardia contra la cadena por ello. El resto de médicos se han unido a la demanda.