Fue una llamada al teléfono 091 de los responsables de seguridad de un centro comercial ubicado en la zona centro de la capital, la que comunicó que tenían a un individuo retenido tras robar a punta de taladro un teléfono en un establecimiento.

Según informa la Jefatura Superior de Policía de Canarias, los agentes que se desplazaron al lugar se entrevistaron con los empleados del comercio, que narraron cómo un individuo accedió al mismo y esgrimiendo un taladro en la mano, dirigiéndolo hacia la cara de los empleados al tiempo que exigía el teléfono móvil más caro del que dispusieren.

En este sentido, los empleados le entregaron el teléfono al hombre, que abandonó el lugar a la carrera, pudiendo ser interceptado y reducido por los vigilantes de seguridad.

Finalmente, los agentes policiales devolvieron el terminal recuperado a sus legítimos propietarios y procedieron a la detención del individuo como presunto autor de un delito de robo con violencia.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.