Sede del PSOE
Imagen de la entrada de la sede del PSOE el día del Comité Federal. ÁNGEL CALLEJA

Dirigentes del sector crítico del PSOE como Eduardo Madina, Javier Lambán o José María Barreda han sido recibidos por un grupo de simpatizantes socialistas a su llegada a la sede de la calle Ferraz con gritos de "traidores", "golpistas" y "tejeros", y han sido invitados a afiliarse al PP. Algunos candidatos han sido también zarandeados.

Ha sido a la entrada del PSOE, donde a las nueve comenzará una reunión clave del Comité Federal para el futuro del partido, después de la dimisión de parte de la Ejecutiva Federal esta semana.

"No es no" y "No a los barones, sí a la democracia" son otras de las consignas que alrededor de medio centenar de simpatizantes y afiliados socialistas han gritado cuando accedían a Ferraz algunos miembros del sector crítico.

Especialmente tensa ha sido la llegada de Madina y Barreda, increpados por un reducido grupo que ha proferido gritos en favor de Pedro Sánchez.

Los simpatizantes socialistas han comenzado a llegar sobre las ocho de la mañana, pese al llamamiento efectuado por la Ejecutiva Federal en funciones para que los afiliados no se congregaran a las puertas de Ferraz.

Pese a la solicitud del PSOE a la Delegación del Gobierno en Madrid para que se reforzara la seguridad, la presencia policial es muy discreta y tan sólo se ha acercado un coche de la Policía Local a la calle, tomada en parte por periodistas y manifestantes.

"Los barones del PSOE son la mafia", "No a Rajoy. Un militante, un voto", "Susana Díaz es la casta que desprecia derecho" son algunas de las consignas que se pueden leer en las pancartas que llevan algunos simpatizantes socialistas.

Dentro de la sede se encuentran ya el secretario de Organización en funciones del PSOE, César Luena, y la dirigente crítica Verónica Pérez, además de la presidenta de Andalucía, Susana Díaz.