Así, ante la previsión de una alta concentración de público a lo largo de todo el recorrido, se establecerá un dispositivo de tráfico que asegure una correcta movilidad en las zonas afectadas y que, a la vez, garantice la seguridad de las zonas por las que discurrirá la procesión, según informa el Consistorio en un comunicado.

Las zonas que soportarán los desvíos más importantes de tráfico serán la Glorieta

de Don Juan de Austria, la Glorieta de los Marineros, así como todas las vías que confluyen en las mismas. Posteriormente, los cortes y desvíos de tráfico afectarán a la Avenida de la Borbolla y a la calle Felipe II.

Además, con el objeto de que no haya obstáculos donde se prevén grandes concentraciones de personas se ha notificado la retirada de veladores o modificación de la disposición de los mismos en varias vías del centro por donde discurre la procesión, desde dos horas antes de su paso.

Para evitar aglomeraciones y garantizar el adecuado tránsito de la procesión, también se activará un dispositivo especial de seguridad en el Arco del Postigo, donde se establecerá una vía de evacuación y se procederá a aforar la zona en función de la afluencia de público.

PLAN ESPECIAL DE LIMPIEZA

También Lipasam se suma a este dispositivo especial con un plan especial de limpieza que se centrará en el recorrido previsto y en las zonas aledañas a la Catedral y a la Parroquia de San Sebastián.

Las actuaciones de limpieza se desarrollarán antes, durante y después de la salida extraordinaria. En total, se emplearán dos barredoras, una baldeadora y dos camiones brigada con un total de nueve operarios bajo la supervisión de un capataz. En función del desarrollo de la procesión y de la afluencia de público, Lipasam tiene previsto incrementar la dotación y los medios mecánicos para cubrir la limpieza de este evento.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.