Afganistán
Fuerzas de seguridad afganas en Kabul. GTRES

Al menos 15 civiles murieron y otros 13 resultaron heridos por un ataque lanzado el miércoles en el este de Afganistán por una aeronave no tripulada de Estados Unidos, según la misión de la ONU en el país asiático (UNAMA), que ha reclamado una investigación independiente.

Las fuerzas norteamericanas alegaron horas después del ataque que el objetivo era una posición del grupo terrorista Estado Islámico en el distrito de Achin, en la provincia de Nangarhar.

Fuentes del Gobierno afgano informaron de la muerte de varios milicianos, mientras que varios testigos declararon que el bombardeo cayó sobre una reunión en la que se festejaba la vuelta de un líder local que había peregrinado a La Meca.

La UNAMA ha asegurado este viernes que las víctimas eran civiles, entre ellos varios estudiantes, un profesor y miembros de familias consideradas partidarias del Ejecutivo afgano. Todos los fallecidos han sido identificados como hombres.

La misión de la ONU ha pedido una investigación "rápida, independiente, imparcial, transparente y efectiva" sobre el ataque, al tiempo que ha llamado a todas las partes a "cumplir con sus obligaciones bajo el Derecho Humanitario".