Según han informado a Europa Press fuentes de Endesa, fue durante los pasados 22 y 29 de agosto y también el 16 de septiembre cuando se llevaron a cabo actuaciones contra el fraude, realizadas por el personal de Endesa, en colaboración con la Policía Nacional.

Así, a raíz de indicios sobre posibles fraudes en determinados locales y contando con el factor sorpresa del horario elegido para las inspecciones, se revisaron en total 25 suministros, encontrándosen en 20 de ellos con manipulaciones y anomalías.

En concreto, además de dobles acometidas, que fue el tipo más numeroso de manipulación constitutiva de delito que se halló, también se documentó la existencia de manipulaciones en las conexiones de los contadores y en los registradores.

Al concluir las inspecciones, todos los suministros quedaron cortados y las manipulaciones desmanteladas, y el resultado es que la energía total recuperada con estas actuaciones supera los mencionados 1,8 GWh, con la citada valoración aproximada de 320.000 euros.

Los locales inspeccionados se dedican en su mayoría a la hostelería, pues diez de ellos son bares y restaurantes, dos comercios de alimentación, un club nocturno, cinco talleres de chapa y pintura, una platería y la sede de una asociación cultural.

Las inspecciones se realizaron en los polígonos industriales de Las Quemadas y TecnoCórdoba y la zona Norte de Córdoba (site fraudes), el

Polígono Industrial Amargacena y la Avenida de La Torrecilla (seis fraudes) y en el centro de la ciudad y la barriada periférica de Trassierra (siete fraudes).

BALANCE DEL FRAUDE

En cuanto al balance que, en este ámbito, ofrece el año 2015, según ha señalado la compañía eléctrica, el total de energía defraudada recuperada en Córdoba el pasado año fue de 19.771.874 kW, lo que equivale al consumo de toda la provincia de Granada durante 2,5 días, mientras que en el primer semestre de 2016 la energía recuperada casi alcanza al valor total de 2015, con 15.354.310 kW.

A nivel Andalucía, el total de energía defraudada recuperada en 2015 fue de 250.331.893 KW, lo que equivale al consumo energético de un mes de toda la provincia de Granada, mientras que a nivel nacional el total es de 3,5 TW de energía defraudada recuperada en 2015, lo que equivale a seis meses de consumo de las Islas Canarias.

De esas cantidades de energía defraudada, el 80 por ciento pertenece a pymes y empresas de diversos sectores industriales y el 20 por ciento restante corresponde, en su mayoría, a particulares con grandes consumos, de los cuales solo el uno por ciento corresponde a clientes vulnerables.

COMPETENCIA DESLEAL

Para Endesa, el fraude eléctrico es "un acto ilegal y de competencia desleal" que, además, "provoca un incremento en la factura del resto de ciudadanos de 150 millones de euros al año", a lo que hay que añadir que "la manipulación del suministro eléctrico no es solo un problema económico, es también un potencial riesgo para la seguridad y la salud de las personas que conviven o están próximas al defraudador, llegando incluso a tener que lamentar la pérdida de vidas", pues "en los últimos años se han registrado numerosos casos de incendios en instalaciones y viviendas como consecuencia de dichas manipulaciones".

Sin embargo, gracias a la tecnología aplicada por Endesa en su 'Smart Grid', la implantación de los nuevos contadores inteligentes, herramientas como el 'Data Mining' y el aumento de los equipos especializados en la detección de fraude, Endesa ha aumentado un 76,87 por ciento el número de fraudes detectados en Córdoba, entre 2014 y 2015. Una cifra ésta que será superada en 2016, debido a que se está intensificando el trabajo de detección.

Desde Endesa, por último, se ha recorado que el fraude es un delito tipificado en el Código Penal, que acarrea multas y penas de cárcel a quienes lo acometen. Endesa, ha puesto a disposición de todos los usuarios un teléfono gratuito (800760220) y un correo electrónico (anomalias@endesa.es) para que, de manera anónima, puedan denunciar las anomalías y fraudes detectados.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.