Juzgados Logroño
Juzgados Logroño EUROPA PRESS

El acusado por el crimen de Ronda de los Cuarteles ha sido condenado a 10 años y 6 meses de prisión tras considerarle autor "criminalmente responsable de un delito de homicidio" y deberá abonar una indemnización de 150.000 euros a los herederos de la víctima por su fallecimiento, según la sentencia que acaba de ser notificada y a la que ha tenido acceso Europa Press.

De la sentencia se desprende además que el acusado no podrá ser clasificado en tercer grado de tratamiento por instituciones penitenciarias, hasta que haya cumplido efectivamente la mitad de la condena y al pago de las costas procesales.

Además, cabe destacar que al acusado, en prisión preventiva desde el 9 agosto de 2014 por esta causa, "se abonará al penado el tiempo que ha estado privado de libertad y se ha ratificado "el auto de insolvencia dictado por el Instructor en fecha 19 de febrero de 2016".

Contra esta sentencia cabe interponer recurso de apelación, ante la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia, en el plazo de diez días, a contar desde la última notificación.

Cabe destacar que, de conformidad con el veredicto emitido por el Tribunal del Jurado el pasado lunes, se ha declarado probado que la víctima "que se sentía mujer, y como tal iba vestida y se comportaba" y el acusado mantenían una relación sentimental y vivían juntos en el domicilio donde se produjeron los hechos.

También considera probados que el día 4 de agosto de 2014 "ambos mantuvieron una discusión" y el acusado "con un cuchillo de cocina de grandes dimensiones, asestó con gran fuerza y de forma reiterada al menos cuatro cuchilladas a la víctima".

También queda probado que el acusado "actuó con intención decidida de matar" y que, tras el suceso, el ahora condenado viajó a León, donde vivía su hermano.

Por último, en el acto del juicio oral del pasado lunes, el acusado reconoció los hechos que eran objeto de acusación por lo que se le rebajó la pena que pedía el Fiscal de 15 años de prisión a 10 años y medio. Además, durante el transcurso del juicio "manifestó que asestó cuatro golpes con el cuchillo sobre la víctima, encontrándose en frente de ella". También reconoció "que convivía con la víctima y tenían fuertes discusiones de manera continua". También reconoció que el arma del crimen "fue el cuchillo de cocina que se le exhibió en su momento".

Por ello, y en relación con esos medios de probanza, el jurado apreció los hechos que declaró probados y, a su vez, "declaró la consiguiente culpabilidad del acusado respecto del hecho delictivo causa del procedimiento".

Ante tales hechos, en la sentencia se condena al acusado, F.J.C.F, "como autor criminalmente responsable de un delito de homicidio, ya definido, a la pena de 10 años y 6 meses de prisión con inhabilitación absoluta durante el tiempo de la condena y a la indemnización a los herederos de la víctimas en la cantidad de 150.000 euros por su fallecimiento".

Consulta aquí más noticias de La Rioja.