Con esta colaboración, Endesa continúa con su aportación y colaboración en el desarrollo de los proyectos de entidades sin ánimo de lucro y con marcada trayectoria en el ámbito social.

Esta iniciativa se enmarca en la política de acción social de Endesa que a través de sus centros corporativos, fundaciones, organizaciones territoriales y empresas participadas, desarrolla proyectos sociales en seis ejes de actuación, entre ellos, los de voluntariado y acciones puntuales de ayuda humanitaria, como es en este caso.

En concreto, en 1998, las Hermanas de la Caridad de San Vicente de Paül de Palma decidieron motivar a niños y jóvenes con dificultades sociales, económicas, familiares y personales que se encuentran alejados de las estructuras educativas formales y que no pueden desarrollarse ni personalmente ni profesionalmente en la sociedad actual y que por tanto, necesitan ayuda en su crecimiento personal y colectivo.

Naüm hace su trabajo en el barrio de Son Roca (Son Ximelis), un lugar en el que abunda el problema de la exclusión y en el que no se ven soluciones a corto plazo. Este proyecto pretende responder a las necesidades de los jóvenes de la barriada de Son Roca, alejándolos de la exclusión social.