El mes de agosto se ha cerrado en la Costa del Sol como el mejor de su historia con incrementos en todos los indicadores. Así, se incrementaron un 2,5 por ciento las pernoctaciones totales con respecto al mismo periodo del año anterior, situándose la provincia de Málaga como la segunda de la Península, tras Barcelona.

El presidente y el director general de Turismo y Planificación Costa del Sol, Elías Bendodo y Arturo Bernal, han informado en rueda de prensa de los avances "históricos" registrados en agosto, con 1,6 millones de viajeros en hoteles, alojamientos extrahoteleros y también en casas de familiares y amigos.

El índice RevPar (ingresos por habitación disponible) es en la Costa del Sol de 115,84 euros, "muy por encima" de la media tanto andaluza (88,5 euros) como española (79,5 euros). Bendodo ha recalcado las buenas cifras que está teniendo el destino y que, incluso, serán mejores a finales de año.

En este sentido ha puesto como ejemplo que en este último trimestre de 2016 las reservas de plaza de avión hacia la Costa del Sol se han incrementado un 20 por ciento con respecto al año anterior.

El pasado mes de agosto destacó especialmente el empuje del turismo internacional, que ha servido para compensar la afluencia del mercado nacional, "con datos más discretos". Las estancias extranjeras han aumentado un 10,2 por ciento y los viajeros un 5,5 por ciento.

Lo que sí ha caído ha sido el mercado doméstico, con un 9,4 por ciento y un nueve por ciento menos de viajeros y estancias, respectivamente, con respecto a agosto del año anterior.

El presidente del organismo público ha hecho hincapié en el comportamiento de los apartamentos turísticos reglados: "nunca se habían superado los 3,8 millones de pernoctaciones en ellos en un solo mes en la Costa del Sol".

La estancia media en el destino se sitúa en 4,2 días mientras que en empleo hotelero se ha crecido un 7,7 por ciento respecto al mismo mes de 2015, con más de 16.000 trabajadores. El gasto medio, por su parte, es de 932 euros, y la ocupación fue del 81,5 por ciento.

También son positivos los indicadores en llegadas por el aeropuerto, con un crecimiento del 12,33 por ciento en agosto (930.000 pasajeros); las llegadas en AVE se mantuvieron y crecieron de manera "espectacular" las visitas de cruceristas, con un 124,6 por ciento más, pasando de 16.659 en agosto de 2015 a 37.420 este año.

Respecto a los mercados con mejor comportamiento, Bendodo se ha referido a Dinamarca y Holanda, con un aumento en agosto del 76,1 y del 56,2 por ciento, respectivamente. También crecieron Reino Unido, Francia, Irlanda, Bélgica y Suecia.

Bendodo ha apuntado que las estimaciones revelan que entre junio y septiembre se podrán superar los nueve millones de estancias hoteleras, lo que supone que lleguen a los hoteles de la provincia casi 2,3 millones de viajeros.

SEGUIR AVANZANDO EN CALIDAD

El presidente de Turismo Costa del Sol ha incidido en la importancia de crecer "ordenadamente" para que al destino malagueño no le ocurra como a otros. Así, ha asegurado que la provincia tiene "experiencia para saber manejar los flujos de crecimiento".

"Tenemos capacidad de acoger a más turistas y de manera cómoda", ha dicho, al tiempo que ha añadido que también hay que fidelizar a aquellos viajeros acostumbrados a ir a otros destinos como Turquía y que, por la situación política, han acudido a la provincia. "La Costa del Sol tiene que seguir ofreciendo calidad, esa es la clave; aumentar la oferta de calidad, no tirar precios y no inventar tasas turísticas", ha recalcado.

Ha incidido en que el destino malagueño tiene "muchas cosas que trabajar para ampliar esa oferta de calidad", entre ellas el turismo de ocio, citando la náutica pero no vinculada exclusivamente a las embarcaciones sino al buceo o al remo, ha apuntado Bendodo, quien también ha señalado como una opción muy interesante establecer una alianza con Sierra Nevada, en Granada.

El turismo de interior es, asimismo, un segmento sobre el que, a su juicio, la provincia tiene que seguir trabajando y donde hay mucho margen de crecimiento. "Muchos turistas europeos, como los daneses o los holandeses, por ejemplo, quieren hacer rutas en bici, senderismo, etcétera; por lo que hay que avanzar en el segmento VITA -Verde, Interior y Turismo Activo-", ha expuesto. "En estos momentos podemos decir que tenemos tres marcas: Costa del Sol, Marbella y Caminito del Rey", ha opinado.

Consulta aquí más noticias de Málaga.