El socialista Eduardo Madina, crítico con Pedro Sánchez, ha asegurado este viernes que los estatutos del PSOE "son claros" y que "cuando la Ejecutiva no tiene quórum, ese órgano es inhábil". Madina ha respondido así a la pregunta de si considera que Sánchez sigue siendo el secretario general del partido, después de que este miércoles 17 de los 35 miembros actuales de esa Ejecutiva presentasen su dimisión, en un intento de forzar el cese del líder.

El diputado ha defendido durante una entrevista en la Cadena Ser que con 85 diputados, los que obtuvo el PSOE el 26-J, "no se puede intentar un gobierno". "Nuestro sitio es la oposición", ha asegurado, frente a la intención de Sánchez de intentar formar un Ejecutivo alternativo al de Mariano Rajoy.

Además, Madina ha compartido la tesis de Susana Díaz de que el PSOE necesita una gestora que releve a Sánchez y celebrar un congreso una vez vez que se forme gobierno, pero ha eludido pronunciarse sobre si la presidenta andaluza debería ser la próxima secretaria general.

Madina tampoco ha aclarado si él se presentaría de nuevo a unas primarias para liderar el PSOE al subrayar que ahora toca resolver la crisis del partido antes de ponerse a pensar en nombres.

"No estamos en eso", ha dicho, en declaraciones en la Cadena SER, a la pregunta de si Díaz sería la persona adecuada para relevar a Sánchez.

No obstante, el diputado vasco ha reconocido que Andalucía es "clave en la realidad del PSOE en todo el país" y que "está contribuyendo y va a contribuir a dejar atrás esta semana un tanto excepcional".

Tras la dimisión de 17 integrantes de la Ejecutiva, Madina ha considerado que Sánchez ya no es secretario general toda vez que han dimitido más de la mitad de los miembros de la Ejecutiva

Por ello, ha afirmado que "debería reflexionar" para que no impida que se cree una gestora que tome las riendas del partido, como, a su juicio, establecen los estatutos.

"El PSOE no tiene bandos, ni bandas"

Madina se ha mostrado confiado en que a partir del Comité Federal del sábado, el partido empezará a salir de la situación "tan difícil" que atraviesa porque "no hay un bando de críticos" y es "demasiada historia" como para desbaratarla.

"El PSOE no tiene bandos, ni bandas, ni hay dos PSOE. Es un partido. No hay militantes de izquierdas o de derechas, ni que sean buenos o malos o que quieran que Rajoy gobierne. Son ficciones y en política, las ficciones siempre tienen un tono más amable que la cruda y fría realidad de las cosas", ha argumentado.

Madina ha defendido que en el Comité Federal del sábado se resuelva el asunto del congreso y que antes de final de octubre, haya otra reunión del máximo órgano para debatir cómo desbloquear la situación y si se pueden evitar nuevas elecciones, algo que -ha añadido- no podría acordar la gestora por su cuenta.
Ha confirmado que mañana acudirá al Comité Federal, al que también cree que irán los críticos.

Madina ha señalado que al igual que en su pugna con Sánchez en 2014, no está sujeto a nadie a la hora de fijar su postura sobre la situación del PSOE: "En aquel congreso, me presenté libre y perdí libre. Después me callé también de forma libre y hoy estoy defendiendo mi posición de forma libre".
Se ha comprometido a trabajar para que el grupo del PSOE en el Congreso no se parta entre los diputados afines a Sánchez y los críticos y "se comporte como una unidad de acción en las votaciones".