Marruecos endurece las penas contra los violadores de la menor que se suicidó

  • Siete hombres han sido condenados a penas de entre ocho y diez años de cárcel.
  • Las asociaciones de derechos humanos consideraron muy leves las primeras condenas.
  • La joven se suicidó tras ser chantajeada por sus violadores.
La joven marroquí que se suicidó tras ser violada.
La joven marroquí que se suicidó tras ser violada.
ARCHIVO

El Tribunal de Apelación de Marrakech ha condenado a penas de entre ocho y diez años de cárcel a siete hombres por violar de forma colectiva a Jadiya, una menor marroquí que se suicidó al ver a sus violadores en libertad y sufrir sus amenazas.

Según el representante de la Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH) en Marrakech, Omar Arbib, el tribunal "corrigió" así el fallo en primera instancia y elevó este jueves las penas de cárcel de siete de los condenados: uno pasó de ocho a diez años y el segundo de ocho meses a ocho años.

Asimismo, cinco procesados que habían sido indultados por el Tribunal de Primera Instancia fueron este jueves condenados a ocho años de cárcel cada uno.

Otro acusado, que fue detenido varios días después del resto de los inculpados, ya fue condenado el pasado viernes por el Tribunal de Primer Instancia a 20 años de cárcel.

Arbib, que expresó su satisfacción por el nuevo veredicto, recordó que la AMDH designó a varios abogados para formar parte de la defensa de la familia de la joven.

Las penas pronunciadas en primera instancia fueron consideradas demasiado benignas por los activistas de derechos humanos y provocaron un gran descontento, sobre todo después del suicido de la víctima, que se quemó a lo bonzo.

Según las informaciones recopiladas por AMDH, los hechos se remontan a 2015, cuando Jadiya fue raptada y trasladada a una casa en la periferia de Marrakech, donde fue violada por ocho personas durante una noche entera, además de resultar herida en la cabeza con un machete, al mismo tiempo que era grabada en vídeo por sus agresores.

Seis de sus agresores fueron detenidos entonces tras la denuncia de la víctima, mientras que otros dos fueron arrestados posteriormente en intervenciones policiales separadas.

Tras encontrarse en libertad, los cinco jóvenes absueltos comenzaron a chantajear a Jadiya con la publicación de las imágenes para destruir su reputación.

El pasado 3 de agosto la joven se roció con un líquido inflamable y se prendió fuego en una avenida de la ciudad de Benguerir, donde vivía. Fue trasladada al hospital de Marrakech, donde murió dos días después.

Ante la presión de la sociedad civil, las autoridades marroquíes reabrieron el caso con cuatro procesos diferentes, en los que se han presentado una veintena de abogados llegados de varias ciudades del país en defensa de la víctima.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento