Sede del PSOE en la calle Ferraz
Numerosos periodistas a la entrada de la sede del PSOE en Ferraz. EFE/Emilio Naranjo

La Ejecutiva que encabeza Pedro Sánchez asegura que la dirigente andaluza Verónica Pérez no puede arrogarse la presidencia del Comité Federal, al alegar que no es un cargo orgánico, sino que es elegido al comienzo de cada reunión del máximo órgano del partido, han informado fuentes de Ferraz.

Pérez ha acudido este jueves a la sede de Ferraz asegurando que es "la única autoridad del partido" por su condición de presidenta del Comité Federal tras la renuncia de 17 miembros de la Ejecutiva.

Por otro lado, la Ejecutiva del PSOE, que solo conforman Sánchez y sus afines, ha defendido este jueves que ante el "choque de trenes" que vive el partido decida la militancia quién quiere que sea su secretario general, mediante primarias, y también las estrategias políticas que debe seguir el partido, en un congreso.

"Apuesta firme" de Armengol

Así lo ha apuntado la presidenta de Baleares, Francina Armengol, en declaraciones en la puerta de la sede socialista tras acudir a la reunión de la Ejecutiva, que se sigue celebrando.

Armengol también ha subrayado que la "apuesta firme" del PSOE debe seguir siendo la del "no clarísimo" a un Gobierno del PP, y esa es también una decisión que deben tomar los militantes, de ahí la necesidad de convocar primarias y el congreso.

Ha asegurado que la Ejecutiva -que tras las dimisiones del miércoles sólo componen Sánchez y sus afines- está tomando "las decisiones que tocan", como la de "asumir un congreso extraordinario en el que los militantes decidan".

La dirigente regional, que no ha querido adelantar las decisiones que está tomando la Ejecutiva, ha señalado en cualquier caso que el planteamiento es el de convocar un comité federal que convoque un congreso extraordinario.

"La fuerza del PSOE son sus personas"

"La fuerza del PSOE son sus personas", ha dicho Armengol, que forma parte del círculo de confianza de Sánchez y que ha insistido en que todos en la Ejecutiva han estado de acuerdo en que "se tiene que restablecer la situación del PSOE y el poder lo tiene la militancia".

Ha señalado que la elección de un secretario general debe hacerse por primarias y "por votación directa de todos los militantes" y ha recordado que ella hizo incluso "primarias abiertas" para su elección.

También ha querido subrayar que ella preside un gobierno autonómico gracias al acuerdo con fuerzas de izquierdas y nacionalistas para volver a defender esta fórmula como alternativa al gobierno del PP.

A preguntas de los periodistas no ha querido Armengol hablar de traición por parte de los críticos y se ha limitado a señalar, "desde el respeto" a sus compañeros, que todos en el partido deben estar "a la altura de las circunstancias" y "desde la responsabilidad y el 'seny' unir el Partido Socialista".