Isabel Celaá
Isabel Celaá, presidenta de la Comisión de Garantías. Fue exconsejera vasca y exparlamentaria autonómica del PSE y apoya en bloque a Sánchez. EUROPA PRESS

La presidenta de la Comisión de Garantías del PSOE, Isabel Celáa, abortó este jueves el intento del sector crítico de convocar el órgano para dirimir la disputa abierta sobre la interpretación de los estatutos del partido en el intento de destitución de Pedro Sánchez como secretario general.

Celáa, próxima a Patxi López, recibió en la tarde-noche de este miércoles un correo electrónico en nombre de Verónica Pérez, presidenta del Comité Federal y estrecha colaboradora de Susana Díaz. En él,  se la convocaba "con carácter urgente" a una reunión que tendría lugar a las 10.00 horas del día siguiente en la sede central del partido, en la calle de Ferraz de Madrid.

Pérez llamó a Celáa varias veces, pero esta no le cogió las llamadasVerónica Pérez llamó  uno por uno a los cinco miembros que componen la mesa [vea sus nombres aquí] para instarles a un encuentro "urgente". La única que no le cogió el teléfono, según reveló, fue la presidenta, próxima a Patxi López, que a su vez se sitúa del lado del actual secretario general.

Celáa, sin embargo, respondió este jueves mediante un comunicado en el que advierte de que solo ella, como presidenta del órgano que vela por la ética y el cumplimiento de la normativa interna, está autorizada a convocar la Comisión de Garantías, tal y como figura en su reglamento específico. "La Comisión es un órgano federal que tiene libertad, autoridad e independencia para el ejercicio de sus funciones y no puede ser convocado ni por el Comité Federal ni por la Comisión Ejecutiva Federal", subrayó Celáa. El correo enviado este miércoles, insistía, "ningún efecto puede tener".

'Secuestro' de la Comisión

Verónica Pérez improvisó una rueda de prensa a las puertas de Ferraz minutos después de hacerse público el comunicado. "Ayer llamé a los cinco miembros para expresar que era necesario que tuvieran una reunión. Hablé con cuatro y la única que no se me puso al teléfono fue la presidenta. No quiero pensar que nadie esté secuestrando la Comisión", reclamó.

Pérez también advirtió de que, a su juicio, ella es ahora "la única autoridad que existe en el PSOE" como presidenta del Comité Federal, toda vez que los críticos dan por extinguida a la actual Ejecutiva con la dimisión de los 17 miembros.