Gas
Fogón funcionando con gas natural. Gas Natural Fenosa.

Al comprar o alquilar una vivienda, ya sea de nueva construcción o segunda mano, o si vamos a instalar gas natural y/o electricidad en casa, es necesario estar informado de los pasos a seguir para dar de alta el suministro de luz o gas. Los trámites pueden parecer engorrosos incluso antes de empezar, pero aquí te damos las pautas para hacerlo sencillo.

GAS NATURAL

Si no hay instalación

En el caso de que nuestro domicilio no disponga de instalación de gas, tenemos que ponernos en contacto con un instalador de gas natural autorizado, que nos facilitará toda la información y nos elaborará un presupuesto, en función de las particularidades de nuestra vivienda (casa individual, piso en un edificio en el que el resto de vecinos ya disponen de gas natural o piso en un edificio sin instalación de gas natural). También realizará la instalación y hará los trámites necesarios, tanto con la administración autonómica como con la empresa distribuidora de gas natural de nuestra zona. Por último, nos entregará el Certificado Individual de la Instalación de Gas que acredita que la instalación cumple la normativa vigente. Con este certificado, contactamos con la empresa comercializadora elegida para solicitar la contratación del nuevo punto de suministro.

Si ya hay instalación

Si es una vivienda nueva, la promotora/constructora nos entregará toda la documentación para dar de alta el nuevo suministro de gas y nos podremos poner directamente en contacto con la empresa comercializadora que hayamos elegido para dar de alta un nuevo suministro. Si es una vivienda de segunda mano, lo primero será contactar con la empresa comercializadora con la que deseamos contratar para confirmar si es necesario o no el Certificado de Instalación Individual, ya que dependerá de la situación en la que se encuentre el punto de suministro. Este Certificado acredita que la instalación se encuentra en perfecto estado y cumple todas las condiciones técnicas para poder tener suministro de gas. Si es necesario disponer del Certificado para poder contratar y no lo tenemos, tendremos que ponernos en contacto con un instalador de gas natural autorizado y repetir los pasos mencionados en el punto anterior para conseguirlo.

Activar el contrato

El siguiente paso es activar el contrato con la empresa comercializadora. En el caso de escoger a una comercializadora del Grupo Gas Natural Fenosa, existen dos opciones: contratar a precio libre con Gas Natural Servicios SDG, S.A. con la tarifa que mejor se adapte a nuestras necesidades (tlf. 900 28 28 28) o contratar a un precio regulado fijado por la Administración con Gas Natural SUR SDG, S.A. (tlf. 900 29 29 29).

Una vez suscrito, la comercializadora enviará una solicitud de alta a la distribuidora para que un técnico acuda al punto de suministro y realice la puesta en servicio, con la colocación y conexión del contador. Una vez activado, se empezará a facturar el consumo realizado.

ELECTRICIDAD

Nuevo suministro o baja

Para contratar un suministro de energía eléctrica, en el momento de solicitar la conexión del punto de suministro a la distribuidora es necesario presentar los siguientes documentos:

  1. Licencia de primera ocupación o licencia de apertura para la primera contratación.
  2. Cédula de habitabilidad, extendida por el Organismo provincial del Ministerio de Obras Públicas o Comunidad Autónoma, o cédula de calificación definitiva.
  3. Certificado de instalación eléctrica (CIE), expedido por el instalador electricista que la realizó y sellado por el Organismo Competente de la Administración.
  4. DNI, CIF, NIF, pasaporte o permiso de residencia del titular o autorización en caso de no ser el titular.

En el caso de querer contratar el suministro eléctrico, Gas Natural Fenosa nos propone dos opciones: contratar a precio libre con Gas Natural Servicios SDG, S.A. con la tarifa que más se adapte a nuestras necesidades (tlf. 900 28 28 28) o contratar  a un precio regulado fijado por la Administración (a Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor o a Precio Fijo durante 12 meses) con Gas Natural SUR SDG, S.A. (tlf. 900 100 360). 

Antes de contratar deberemos verificar qué potencia contratada necesitamos. Esto depende de las características de los equipos eléctricos que tengamos instalados en casa. El objetivo es que el suministro se adecúe a la potencia que vamos a necesitar. Si la potencia contratada es excesiva tendremos un sobrecoste y, si es insuficiente, correremos el riesgo de que salte el diferencial de nuestra instalación.

En función de la potencia solicitada y de las condiciones técnicas del suministro, la comercializadora informará en qué casos es necesario contactar con la distribuidora para confirmar que la instalación cumple todos los requisitos para poder dar suministro.

Electricidad dada de alta

Lo más aconsejable es cambiar la titularidad del contrato a nuestro nombre para evitar los costes que conlleva solicitar una nueva alta de suministro. La solicitud de este cambio puede gestionarla el actual titular (el vendedor o arrendador de la vivienda) o el nuevo titular (el comprador o arrendatario de la vivienda). Si lo realiza el actual, debe presentar una autorización firmada por el nuevo titular, conforme le autoriza a realizar la gestión en su nombre.

El cambio de titular es gratuito siempre que se mantengan las condiciones de contratación del anterior titular. Normalmente, se mantienen las mismas condiciones contractuales y una vez gestionado el cambio de titular, el nuevo titular puede solicitar la modificación de potencia o tarifa y asumir el coste del cambio (en caso de ampliación de potencia, por ejemplo, tendría que abonar la diferencia de los derechos de acometida correspondientes a la nueva potencia y a la potencia actual).

¿Y SI QUIERO CAMBIAR DE COMERCIALIZADORA?

Hay tres claves básicas para el cambio de comercializadora:

  1. El consumidor puede elegir libremente el comercializador con el que desea contratar.
  2. Antes de cualquier cambio, hay que tener en cuenta la existencia de cláusulas de preaviso o de cancelación anticipada con el comercializador anterior. Además del precio, hay que considerar otros aspectos importantes: plazos de vigencia del contrato, servicios adicionales (urgencias, mantenimiento, reparaciones, etc.). Se pueden comparar las ofertas de los comercializadores en el comparador de ofertas de energía de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia. El uso de un comparador de ofertas de energía puede ayudar a encontrar la mejor oferta, basándose en las características de la propia vivienda, la cantidad de personas que habitan en ella, y el consumo estimado.
  3. Tras la contratación, disponemos de un periodo de 14 días en el que se puede desistir del contrato.

Si decidimos contratar el servicio con Gas Natural Fenosa, los trámites necesarios para hacer efectivo el cambio de compañía son los siguientes:

  1. Firma y aceptación del contrato.
  2. En el plazo máximo de un mes, recibiremos una carta de bienvenida, indicando que ya somos clientes de Gas Natural Fenosa.
  3. Una vez somos clientes, recibiremos la factura de liquidación de la anterior compañía.
  4. Antes de 30 días (en caso de facturaciones mensuales), o bien, antes de 60 días, en las facturaciones bimestrales, recibiremos nuestra primera factura.