Jordi Pujol
Imagen de archivo del ex presidente catalán, Jordi Pujol. ARCHIVO
El ex presidente de la Generalitat Jordi Pujol ha alertado de la "crisis de confianza" de un sistema político e institucional español que tiene al Rey como "vértice" y que ahora "se tambalea", tras haber "funcionado durante treinta años".

En un artículo en el boletín de la Fundación Centro de Estudios Jordi Pujol, el ex presidente catalán advierte de que "
en Cataluña hay un gran malestar. Y un gran desconcierto. Y desaliento", que se traduce en la "sensación de que Cataluña ha recibido y recibe un mal trato económico, de respeto y de imagen".

Según Pujol, también hay la "sensación de que el sistema político e institucional que ha funcionado durante los últimos treinta años empieza a no funcionar".

Débil reacción catalana

Para Pujol, esto explicaría la defensa, tildada de "débil y blanda, poco decidida, de la figura del Rey" desde Cataluña tras la quema de fotos por parte de grupos antisistema, lo que ha provocado "críticas contra las principales instituciones catalanas".

En su opinión, "lo que ha sorprendido no es tanto que algún grupo muy minoritario queme fotos del Rey", sino que la respuesta del mundo político e institucional catalanes "no haya sido más fuerte".

Sorprende que la respuesta del mundo político e institucional catalanes no haya sido más fuerte


La respuesta ofrecida desde Cataluña a la quema de fotos, según Pujol, no se debe a una "pérdida de consideración hacia el Rey", sino a la "crisis de confianza en el sistema. De un sistema que precisamente tiene al Rey como vértice".

"El Rey forma parte, y parte muy principal, del sistema. Y el sistema no funciona. No por culpa del Rey, pero no funciona. Y la indiferencia o desilusión respecto al sistema afecta a todos sus componentes", añade.

Para Pujol, "es justo que se reconozca al Rey el mérito de lo que ha sido su actuación" y, de hecho, "lo que falla del sistema no es el Rey".

Avaricia, demagogia, sectarismo...

"Pero es necesario que seamos bien conscientes de que lo que se tambalea es todo el sistema, y que se tambalea por el poco nivel ético, por el engaño generalizado, por la avaricia, por la demagogia, por el sectarismo", advierte.

Como componentes del sistema "en crisis", Pujol incluye a partidos, Prensa y Tribunal Constitucional, además del Rey y de otras instituciones o instancias oficiales.

Se trata, a su juicio, de un "sistema que ha entrado en crisis. Una crisis que esperamos que sea reconducible. Pero grave y manejada con criterios egoístas y poco éticos".

Asimismo, ante las "campañas sectarias" contra Cataluña desatadas en los últimos años, se pregunta Pujol, "¿quiénes, de verdad, han movido un dedo?".