La extracción de la red la ha hecho un equipo de investigadores de la Facultad de Biología de la Universitat de Barcelona (UB); personal del Parque Natural del Montgrí, las islas Medes y el Baix Ter y el Grupo de Actuaciones Especiales de los Bomberos, según ha informado este lunes la Conselleria de Territorio y Sostenibilidad en un comunicado.

La red, de unos 200 metros de largo y un peso muy considerable, estaba sobre un fondo de tierra y sobre algunas rocas; el aviso de la localización lo dio un instructor de un centro de inmersión del Estartit (Girona).

Consulta aquí más noticias de Girona.