Las fiesta se ha acabado y la justicia quiere cobrar. La Audiencia Nacional juzga desde este lunes, después de casi tres años de investigación, a los 65 políticos, empresarios y sindicalistas procesados por el uso (y disfrute) de las conocidas como 'tarjetas black' de Caja Madrid y Bankia.

La Fiscalía solicita penas de entre uno y seis años de cárcel por lo que el instructor de la causa, el juez Fernando Andreu, considera un saqueo premeditado –materializado en los delitos de administración desleal y apropiación indebida– que causó a la entidad un "perjuicio" de 12 millones de euros.

Las tarjetas carecían de "todo amparo legal", según el juezMiguel Blesa, expresidente de la extinta Caja Madrid; Rodrigo Rato, su sucesor al frente de la después denominada Bankia; e Ildefonso Sánchez Barcoj, que actuaba como director financiero, son los responsables, de acuerdo con el auto de apertura de juicio oral, de haber creado, perpetuado y gestionado, respectivamente, un sistema de retribuciones arbitrario, lleno de "opacidad" y que carecía "de todo amparo legal, previsión estatutaria" y soporte documental, ya fuera mediante contratos o mediante los acuerdos del Consejo de Administración.

Las tarjetas, que jamás pagaron impuestos, ni siquiera aparecían en los libros contables, sino en dos apartados distintos: el de gastos de los órganos de gobierno de la caja y el que se usaba para registrar las reclamaciones de clientes, los errores internos y las regularizaciones por fraudes. La "improcedencia" de las tarjetas, establece el juez, era "perfectamente conocida" por los beneficiarios, que nunca las declararon a Hacienda.

Dos fallecidos

Aunque Bankia llegó a detectar 85 personas con tarjetas, solo 66 se sentarán en el banquillo. Fuera del procedimiento se quedan la decena de consejeros para quienes los delitos se consideran prescritos, los que no llegaron a usarla pese a que les fue expedida y aquellos a quienes no se ha estimado responsables de la administración de Caja Madrid y carecían, por tanto, de poder de decisión. Félix Manuel Sánchez Acal, que falleció sin llegar a usar su 'visa'; Mercedes de la Merced, que sí lo hizo pero murió en 2013; y Miguel Ángel Araujo (PP), fallecido el pasado febrero tampoco figuran en el listado.

Miguel Blesa quiso devolver la seman pasada los 436.688 € que se le atribuyenEntre los que sí están aparecen dirigentes de PP, PSOE e IU, conocidos empresarios –encausados, algunos, en otras investigaciones– y miembros de CC OO y UGT.

El juez ha solicitado fianzas que han obligado a la cúpula directiva de la entidad de depositar 1,4 millones de euros como caución. También ha buscado patrimonio embargable de todos los acusados en el caso de que alguno no haga frente a sus responsabilidades. Hasta 12 imputados han tenido que hipotecar sus casas para cumplir con el requisito.

Rodrigo Rato, Ildefonso Sánchez Barcoj, el director general de Caja Madrid Matías Amat, el director de la Fundación Caja Madrid y ex jefe de la Casa del Rey Rafael Spottorno, José Manuel Fernández Norniella (PP) o el empresario Arturo Fernández han devuelto todo o parte del dinero que gastaron. Miguel Blesa comunicó la semana pasada su intención de consignar los 436.688 € que se le atribuyen para intentar rebajar su pena.

El origen: una filtración

La propia Bankia, su matriz BFA, el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB, responsable del rescate de las cajas de ahorros) y la Confederación Intersindical de Crédito (CIC) ejercen la acusación del caso destapado gracias a una auditoría interna del Bankia y hecho público mediante la filtración de información que una fuente anónima hizo a la Comisión Anticorrupción del Partido X, del que formaban parte los colectivos Xnet y 15MpaRato.

"Unos han dicho que desconocían que la tarjeta era irregular; otros, que solo hicieron gastos de representación; algunos no reconocen los gastos que se les imputan, pero el auto de apertura de juicio es clarísimo. No cabe entender que eran gastos de libre disposición o que no sabían lo que pasaba. Allí, mientras más gastabas, más ganabas", ha relatado a 20minutos Andrés Herzog, abogado de la CIC y exdiputado por UPyD.

Hoteles, viajes, videojuegos...

La relación de los acusados de las 'tarjetas black' arroja una nómina de nombres conocidos y personajes influyentes con responsabilidades públicas y relaciones con la Admnistración. Todos ellos disfrutaron de sus beneficios y las invirtieron en ocio, alimentación, joyas o, incluso, entretenimientos electrónicos. Estos son algunos de los más relevantes.

Vista general de los acusados por las tarjetas black sentados en la sala del juicio

Miguel Blesa de la Parra (Presidente de Caja Madrid) > Heredó el sistema de tarjetas. Lo convirtió en un instrumento opaco para premiar a los consejeros de la entidad y mantenerlos bajo control. Cantidad gastada: 436.688 €. Pena solicitada: 6 años. Gasto: Tiendas, cajeros, marroquinería, restaurantes.

Rodrigo Rato Figaredo (Presidente de Bankia) > Vicepresidente  y ministro con Aznar y expresidente del FMI. Se le imputa, como a Blesa, administración desleal y apropiación indebida. Cantidad: 99.054 €. Pena: 4 años y 6 meses. Gasto: Restaurantes, ropa, discotecas y viajes.

Ildefonso Sánchez Barcoj (Director financiero) > Fue la persona de confianza de Blesa que llevaba la administración de las tarjetas opacas. Él deriva la responsabilidad al expresidente. Cantidad: 575.071 €. Pena: 2 años de cárcel. Gasto: Vuelos, hoteles, arte, restaurantes.

José A. Moral Santín (Vicepresidente de Caja Madrid) >Miembro de Izquierda Unida. El partido le expulsó por su responsabilidad in vigilando. Retiró hasta 360.000 € en cajeros con su tarjeta. Cantidad: 456.522 €. Pena: 4 años de cárcel. Gasto: Cajeros, librerías, restaurantes, hoteles.

Ricardo Romero de Tejada (Consejero) > Histórico del Partido Popular de Madrid, del que fue secretario general. Alcalde de Majadahonda entre los años 1989 y 2011. Cantidad: 212.216 €. Pena: 4 años de cárcel. Gasto: Apuestas deportivas, reparaciones del coche.

Carmen Cafranga (Consejera) > Empresaria. Amiga personal de Esperanza Aguirre y Ana Botella y socia de la esposa del expresidente madrileño Ignacio González. Cantidad: 175.091 €. Pena: 2 años y 6 meses. Gasto: Boutiques de ropa y zapatería, restaurantes.

Ramon Espinar (Consejero) > Miembro del Partido Socialista. Exalcalde de Leganés, expresidente de la Asamblea de Madrid y exconsejero del gobierno autonómico. Cantidad: 178.399 €. Pena: 4 años de cárcel. Gasto: Restaurantes, cajeros, viajes, deporte.

Gerardo Díaz Ferrán (Consejero) > Empresario vinculado al PP y expresidente de la CEOE. Intentó que Caja Madrid refinanciase las deudas de su empresa, el Grupo Marsans. Cantidad: 93.984 €. Pena: 4 años de cárcel. Gasto: Restaurantes de Arturo Fernández, ropa.

Arturo Fernández (Consejero) > Representante de los empresarios madrileños en la caja. Acumulaba tantas concesiones públicas como deudas con la Seguridad Social. Cantidad: 38.776 €. Pena: 1 años y 6 meses. Gasto: Restaurantes, joyas y supermercados.

Javier López Madrid (Consejero) > Empresario. Amigo de los reyes Felipe y Letizia, de los que recibió ánimos tras estallar el caso. Sospechoso de financiar ilegalmente al PP. Cantidad: 34.807 €. Pena: 1 año y 6 meses. Gasto: Restaurantes, agencias de viajes, ropa.

José Ricardo Martínez (Consejero) > Sindicalista. Ex secretario general de la UGT de Madrid. Pidió la baja cuando se vio implicado en el caso. Se ha mantenido apartado. Cantidad: 44.154 €. Pena: 2 años de cárcel. Gasto: Videojuegos, zapatos, hoteles, multas.

Francisco Baquero (Consejero) > Era uno de los hombres del sindicato CC OO en el Consejo de Administración de la caja y, también, el que más dinero dilapidó. Cantidad: 266.433 €. Pena: 4 años de cárcel. Gasto: Colegios, televisión de pago, viajes, joyas.