Los trabajadores de Tuzsa se reunían hoy con la empresa para seguir negociando su convenio, pero sus posturas siguen muy alejadas. Si al final de la reunión no se llega a un acuerdo, el jueves se reunirán de nuevo en el Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje, el último cartucho para no llegar a la huelga.

El presidente del comité de empresa, Javier Anadón, señaló ayer a 20 minutos que «los trabajadores hemos cedido. Ahora pedimos un aumento salarial del IPC real más 30 euros-antes habíamos pedido 60- y hemos propuesto las 35 horas semanales de trabajo durante tres años-y no dos-». Hoy, los trabajadores de Tuzsa se reunirán para analizar el encuentro de ayer.


Los trabajadores quieren reducir la jornada a 7,18 horas. Ahora se trabajan 1.738,48 horas al año, una cifra muy superior a las de otras ciudades como Málaga (1.694), Madrid (1661,25) o Valencia (1.567). Con la propuesta de los conductores se trabajarían 1550,88 horas al año. La oferta de la empresa contempla una reducción de 10,8 horas anuales de jornada para todos los trabajadores y 7,2 horas adicionales para los conductores.Tuzsa también ofrece pluses para talleres y nuevos conductores y durante la Expo.

Los paros parciales están programados del 9 al 15 de octubre. Estos días sólo funcionarán servicios mínimos de 5 a 8 horas, de 20 a 23 horas y de la medianoche a las tres de la madrugada. El resto del día, el servicio funcionará con normalidad.