Comer fuera de casa en Alicante es un placer para el bolsillo, además de serlo para el paladar. Según un estudio presentado por la empresa de restauración Sodexho Pass, Alicante y Málaga tienen los menús diarios más baratos del país, con una media de 7,81 euros.

En el otro extremo está Valladolid donde comer cuesta de media de 11,40 euros, frente a los 8,90 de la media nacional. En Madrid cuesta de media de 8,8 euros, en Granada, Zaragoza o Pamplona, 10 y en Almería, Vitoria, Oviedo y Murcia 9. Sodexho Pass estima que las diferencias entre los menús de una misma ciudad pueden alcanzar hasta los 10 euros, (sobre todo en zonas empresariales).