El conseller de Infraestructuras y Transporte, Mario Flores, ha informado de que las prolongaciones de las avenidas de la Alameda y Francia que conectarán con el Puerto de Valencia tendrán ocho carriles, cuatro en cada sentido de circulación, y más de 20.000 metros de zona verde a su alrededor.

En un comunicado, fuentes de la Generalitat señalaron que esta nueva infraestructura en la zona del Grao permitirá "recuperar" para la ciudad "una zona degradada de aproximadamente 143.000 metros cuadrados", y albergará el circuito urbano de Fórmula 1 en el que se celebrará a partir del próximo mes de agosto el Gran Premio de Europa.

Flores destacó que la Alameda tendrá una mediana ajardinada de 3 metros de anchura y aceras laterales de entre 15 y 35 metros, mientras que la Avenida de Francia contará con medianas y aceras de 10 metros de anchura.

Además, anunció que se instalarán alrededor de 80 farolas en la zona y se crearán cerca de 345 plazas de aparcamiento en la vía pública.

Según el conseller, esta obra supone "dar un paso más" en la apertura de Valencia al mar y en la conexión "fluida y cómoda" con los barrios de la fachada litoral.

Asimismo, subrayó que con el inicio ayer de las obras para la construcción del circuito de F1 se van realizar otras intervenciones como los cruces para las conducciones de agua potable o electricidad "para la futura urbanización de la zona ", así como para "evitar molestias posteriores a los vecinos".

El circuito urbano, que tendrá una longitud de 5.473 metros y tendrá un ancho de pista de 14 metros, discurrirá en torno a la dársena interior del puerto y por las calles del futuro barrio que se construirá entre las vías del ferrocarril, el puerto y el antiguo cauce del río Turia.