La Sección Segunda de la Audiencia de Pontevedra ha absuelto hoy a un vecino de Salvaterra do Miño que había sido acusado de violar en dos ocasiones a su propio hermano.

La falta de pruebas y las incongruencias de la víctima llevaron a la fiscal del caso a retirar los cargos.

José Antonio D.N. se declaró inocente ante el tribunal de las acusaciones de su propio hermano, quien 2005 lo denunció ante la Guardia Civil de Salvaterra por haberle golpeado y amenazado para lograr forzarle.

Prisión por maltrato

"Es cierto que mantuve relaciones sexuales con mi hermano, pero fue hace muchos años, antes de que yo entrara en prisión. Cuando salí, no volví a acercarme a él", subrayó el acusado, quien reconoció haber cumplido un año de prisión por maltrato familiar.

"Es cierto que mantuve relaciones sexuales con mi hermano"

 

La víctima tiene 28 años y padece un retraso mental ligero con un grado de minusvalía del 65%.

Llegó esposado y escoltado por la Guardia Civil a la Audiencia de Pontevedra y declaró a puerta cerrada, a petición del fiscal y la propia defensa.

En estos momentos, el hermano del acusado cumple prisión preventiva, ya que se encuentra a la espera de ser juzgado por ser el presunto responsable de un incendio forestal.

La fiscal responsable de la acusación pública, Carmen Novo, tras escuchar al acusado, a la víctima y a uno de los agentes, decidió renunciar al resto de testigos y retirar los cargos, cuando inicialmente pedía 28 años de cárcel para el acusado por dos delitos de violación.

"No sé por qué me acusó sino distingue lo que dice. Quizás por las manías de sus vecinos", subrayó el acusado al término del juicio a preguntas de los periodistas.

Carmen Novo subrayó que fue a raíz de la declaración de la víctima por lo que decidió retirar los cargos. "Aseguró ante el tribunal cosas que nunca había declarado ante las fuerzas del orden y obvió otras cosas muy importantes", dijo.

Según Novo, "había denunciado a su hermano por dos violaciones, y en el juicio incluso llegó a afirmar que había sido forzado hasta en cinco ocasiones".

"Los lugares y la forma de violación también cambiaban y por eso consideré que no había suficientes pruebas para mantener la acusación", concluyó la fiscal del caso.

CONSULTA AQUÍ TODAS LAS NOTICIAS DE PONTEVEDRA