El Grupo Inversor Hispania presentó ayer en la Consejería de Desarrollo Sostenible y Ordenación del Territorio un escrito de reclamación en el que se solicita que "se rectifique su cambio de criterio y emita un informe en el que se siga el marco jurídico y procedimiento legalmente establecido al efecto, conforme a la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) de la Modificación del PGOU de Águilas, paraje La Zerrichera", porque, en caso de no hacerlo, reclamará 180 millones de euros.

Según una información que publica, en su edición de hoy, el diario regional El Faro de Murcia, el consejero delegado de este grupo, Trinitario Casanova, presentó este informe, en el que se dice que "se reservará toda las acciones legales que a su derecho convengan, a efectos de defender sus legítimos intereses".

"Basándose en ello, de no cumplir la Consejería con las legítimas pretensiones solicitadas mediante este escrito, nos veremos obligados a reclamar al Gobierno murciano la cantidad de 180 millones de euros, en concepto de indemnización por los daños y perjuicios efectivamente producidos, más los que se produzcan en el futuro", añade el diario, en referencia al escrito de Casanova.