La niña de nueve años y de procedencia marroquí Shaima ha vuelto esta mañana a la escuela Annexa-Joan Puigbert Girona, luciendo un pañuelo blanco que le tapa el cabello y le cae hasta el pecho, después de tres semanas de no ir porque el centro no la dejaba ir con con el pañuelo .

El pasado lunes el Departamento de Educación envió una resolución a la escuela obligándoles a admitir a la niña, que todavía no ha cursado ningún día de clase.

La niña ha explicado que es ella quien quiere llevar el pañuelo y su madre ha dicho estar 'muy contenta' ya que el padre de Shaima había valorado la posibilidad de devolver a la niña a Marruecos a raíz de los problemas para que asistiera a clase con la indumentaria islámica.

CONSULTA AQUÍ TODAS LAS NOTICIAS DE GIRONA