Dolorosa tragedia
En este lugar se salió de la vía el automóvil que causó la muerte de dos quinceañeras y dejó varios heridos. ROSA VEIGA/EFE

De luto, consternación y dolor fueron las manifestaciones que acompañaron el sepelio de Lucía Álvarez Arias, una de las dos quinceañeras que perdieron la vida en un accidente de tráfico ocurrido el domingo en la vecina Sarria, mismo en el que tres chicos resultaron heridos.

Más de cincuenta coronas y cientos de personas asistieron al acto fúnebre oficiado en el monasterio de Samos, pueblo en que vivía la víctima.

Pasará mucho tiempo antes de que nos recobremos de este trágico accidente”

Además de una gran cantidad de jóvenes compungidos y consternados, asistió el alcalde de esta localidad, Julio gallego, que recordó en un breve discurso el carácter animado de Lucía, una chica que gozaba de mucha popularidad entre los vecinos de Samos.

“Pasará mucho tiempo antes de que nos recobremos de este trágico accidente”, comentó el mandatario municipal.

 

CONSULTA AQUÍ TODAS LAS NOTICIAS DE LUGO.