Interior de edfificio en ruinas.
Las inspecciones detectan posibles daños en la escturctura del edificio.

"Absolutamente imposible". Con estas rotundas palabras Pep Vich, arquitecto de la empresa ITE Balears, manifestó ayer que el plazo en el que deben estar realizadas las Inspecciones Técnicas de Edificios en Palma es irrealizable.

Concretamente, para el 22 de diciembre de este año quedan pendientes más de 4.000 inspecciones de inmuebles de más de cien años. Es decir, para poder cumplir este plazo, establecido en una ordenanza municipal, se deberían realizar 30 inspecciones diarias, mientras que en este momento se vienen realizando diez semanales.

Hasta diciembre de 2009 tendrán que revisarse casi 28.000 edificios de Palma.

Lo mismo sucederá en un futuro próximo con el resto de inmuebles que deben pasar esta revisión. En Palma, concretamente, son 28.000 los que quedan pendientes hasta diciembre de 2009 -según la antigüedad del edificio, tendrán que pasar la ITE en unas fechas o en otras-, una cifra imposible de realizar en los plazos previstos.

Los ciudadanos no han pedido la inspección

El motivo de este retraso, según Vich, ha sido la falta de concienciación ciudadana sobre el tema de la seguridad en los edificios. El arquitecto insistió en la necesidad de que el Ayuntamiento y las Administraciones por un lado informen sobre el tema y por otro den ayudas efectivas a los propietarios de inmuebles a rehabilitar, ya que el no pasa la ITE puede repercutir en la seguridad. Según esta empresa especializada en estas inspecciones, "hasta el 30 por ciento de ellos no tiene dinero para pagar las obras de ejecución de la ITE".

Los propietarios aún no están concienciados de la necesidad de inspeccionar los inmuebles.

En otras comunidades como Madrid la revisión obligatoria es gratuita, así como la licencia de obras, y que existen ayudas para rehabilitar la fachada como consecuencia de los dictámenes de la ITE.

La mayoría de las casas tienen problemas

La compañía, una de las tres dedicadas en Palma a este tema, presentó también una estadística de las principales dolencias detectadas en los inmuebles de la capital balear. De las 200 inspecciones llevadas a cabo por la empresa, un 90 por ciento no fueron favorables y requirieron por tanto de obras para mejorar su estructura.

Dentro de los problemas que presentaron los inmuebles, un 47 por ciento fueron por defectos en la cubierta, seguido de un 21 por ciento de problemas en la fachada.

CONSULTA AQUÍ TODAS LAS NOTICIAS DE PALMA DE MALLORCA