Zapatero
José Luis Rodríguez Zapatero, en uno de sus últimos discursos (REUTERS) Efe

El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, recordó ayer ante la Ejecutiva federal de su partido que el llamado 'Plan Ibarretxe' se gestó cuando José María Aznar era presidente del Gobierno.

La misma receta

Zapatero volvió a esgrimir la 'receta' de la "serenidad" y la "firmeza" frente a la consulta que pretende el lehendakari porque, según indicó, el proyecto del PSOE es de "convivencia" y no de "confrontación" entre territorios.

Recuerda que la consulta no es legalmente posible
Zapatero realizó un esbozo de cómo actuó el PSOE ante el Plan Ibarretxe, cuando fue rechazado por el Congreso de los Diputados y defendió que ahora debe obrarse de la misma forma, sin situarse en posiciones extremas y partiendo de la legalidad.

Así, reiteró la idea, ya esbozada este fin de semana, de que la consulta no es legalmente posible, por lo que no hay ningún riesgo sobre si procede o no por estar fuera del marco constitucional.

No cree que llegue muy lejos

Dado que Ibarretxe ha anunciado que pretende convocar elecciones anticipadas después de la consulta -que ha fechado para el 25 de octubre de 2008-, Zapatero también recordó que, después de rechazarse su 'Plan', el lehendakari adelantó también la fecha de los comicios y que los resultados no fueron entonces buenos para el PNV, porque perdió unos 140.000 votos.

Sin apoyos

Además, dijo que esta iniciativa del lehendakari no goza de apoyo pleno en el PNV, en alusión a la posición del todavía presidente del partido, Josu Jon Imaz.

Los miembros de la Ejecutiva también conocieron durante la reunión las afirmaciones del alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna, que ayer se desmarcó de Ibarretxe al asegurar que la consulta ocasionaría problemas serios y frustración en el PNV.