Al menos doce personas, entre ellas dos niños, han muerto y otras siete han resultado heridas en un ataque suicida contra un autobús de la Policía en Kabul, en el segundo atentado de estas características en la capital afgana en cuatro días, según ha informado una fuente oficial.

Seis de los fallecidos son policías

El portavoz del Ministerio del Interior, Zemarai Bashari, ha confirmado que la explosión ha causado la muerte a seis agentes que viajaban en el vehículo y a seis civiles, entre ellos dos niños, que se encontraban en el lugar del atentado.

Además, ha provocado heridas a otros cuatro policías y tres civiles, según añadía Bashari.

El atentado ha tenido lugar en el oeste de Kabul hacia las 06:30 hora local (04:00 hora española), cuando el agresor, que viajaba en un coche, ha hecho estallar una bomba dirigida contra un vehículo policial, según ha indicado el jefe de investigación criminal de la Policía de Kabul, Alishah Paktiaual.

Al parecer, el suicida había sido detectado por las autoridades, pero antes de que pudieran detenerle se ha acercado al autobús de la Policía y ha hecho estallar su carga, según las informaciones difundidas por una radio local, que ha señalado que el autocar quedó destrozado.