El número de incendios forestales ha disminuido un 22% con respecto al año pasado. En lo que va de año, se han quemado casi 400 hectáreas menos. En total, ha habido 315 fuegos frente a los 401 de 2006. Han ardido 1.753 hectáreas (2.152 el año pasado). El 65% han estado relacionados con el sector agrario.