A petición del Departamento de Estado, el FBI enviará un equipo a Irak para investigar el incidente en el que se vio envuelto el pasado 16 de septiembre la empresa de seguridad privada estadounidense Blackwater. Ese día, varios miembros de la compañía, que escoltaban a diplomáticos de EEUU, abrieron fuego indiscriminadamente en la plaza Al Nusur, en Bagdad, lo que causó la muerte a once iraquíes.

En ocho de cada diez tiroteos en los que participó la empresa, sus agentes dispararon primero

Esta medida ha sido anunciada el mismo día en que se conoció un informe sobre las actividades de esta empresa en Irak, donde presta servicios de protección para diplomáticos estadounidenses bajo contrato del Departamento de Estado.

El informe, encargado por el Congreso, revela que desde 2005, la empresa se ha visto envuelta en 195 tiroteos, o 1,4 cada semana, en la mayor parte de los cuales, en ocho de cada diez, disparó primero.

El Congreso estadounidense ha convocado una audiencia para este martes con objeto de que los directivos de Blackwater expliquen el papel que ha desarrollado la empresa en Irak.