Alrededor de 45.000 trabajadores del sector de la construcción de la provincia de Pontevedra están llamados a la huelga desde hoy. En Vigo, los piquetes recorrerán varias calles de la ciudad desde primera hora de la mañana para, a las 12.30 horas, concentrarse todos en la Porta do Sol. Entre sus reivindicaciones destacan los aumentos salariales y una mayor celeridad a la hora de los ascensos. Los paros se repetirán mañana, el jueves y los próximos martes y miércoles; mientras que a partir del día 16 se ha anunciado una huelga indefinida.