ENCIERRO
La protesta no pudo salir adelante. PABLO ELÍAS
Un grupo de marmolistas intentó encerrarse ayer en el cementerio como protesta porque Nevasa les pide que informen con tres días de antelación de los trabajos que van a realizar.

Dicen que quiere quitarles clientes. La empresa asegura que es sólo para llevar un control.