El chaval de 15 años que sufrió quemaduras en el 70% de su cuerpo mientras recargaba un mechero con gasolina en su vivienda de Ayora falleció ayer en el Hospital la Fe, donde se encontraba ingresado en estado crítico desde el pasado domingo 9 de septiembre.

También perdió la vida, ayer en el mismo centro sanitario, la mujer de 35 años que resultó gravemente herida en el tronco y los brazos tras incendiarse su domicilio en Gandia. La mujer se encontraba ingresada desde el 17 de ese mismo mes.

El incendio se originó de forma fortuita en el dormitorio de su casa, situada en la calle Virgen de los Desamparados. La víctima fue trasladada al Hospital Francisco de Borja de Gandia pero, debido a la gravedad de su estado, la llevaron en helicóptero hasta la Fe.