El ministro de Sanidad, Bernat Soria, reiteró ayer que no prepara ninguna norma sobre la eutanasia y a la vez defendió, «por encima de todo», la autonomía del paciente y el derecho a una muerte digna. Soria subrayó que el suicidio asistido está contemplado en el Código Penal y que la muerte digna es un «derecho de todos los ciudadanos». En este sentido, destacó que los pacientes cuentan con los cuidados paliativos y la limitación del esfuerzo terapéutico, es decir, el derecho que tiene un enfermo a rechazar un tratamiento, cuando se le expliquen las consecuencias de esa decisión y haya garantías de que se entiende lo que se explica.