Han descendido los viajeros del resto del Estado. El turismo en Euskadi durante el pasado verano aumentó un 4%, pero lo hizo a costa de los visitantes extranjeros. Mientras que el número de turistas del resto del Estado descendió un 2% (403.398 viajeros), el de otros países aumentó notablemente, hasta un 17% (240.083).

La explicación, según el Gobierno vasco, radica en la situación económica de los españoles. La consejera Ana Agirre explicó que hay algunas irregularidades en el balance del turismo. Así, la ocupación hotelera ha sido del 57%, siete puntos por debajo del verano de 2006, aunque las plazas en hoteles se han aumentado un 8% en la comunidad. Las pernoctaciones subieron un 1%.

Pese a todo, estos datos confirman que el turismo está en los mejores niveles de la historia. Por territorios, Vizcaya fue donde más aumentó el turismo, un 5%. En Guipúzcoa subió un 4% y en Álava descendió un 2%.