PEDIATRA
Un pediatra examina a un niño. GTRES

FACUA-Consumidores en Acción denunció en septiembre de 2016 que el prospecto del  medicamento infantil Dalsy omitía algunos posibles efectos secundarios relacionados con la capacidad psicomotriz que no vienen mencionados en el prospecto del medicamento. Este lunes, las farmacias españolas han interrumpido la venta de varios lotes tras detectarse un error en el prospecto.

El Dalsy es uno de los medicamentos infantiles más conocidos. Su principio activo es el ibuprofeno y pertenece al grupo de medicamentos llamados antiinflamatorios no esteroideos (AINEs).

El ibuprofeno, según la Asociación Española de Pediatría, es un antiinflamatorio utilizado frecuentemente como antipirético, analgésico y antiinflamatorio.

Juan Bravo, miembro del Comité de Medicamentos de la Asociación Española de Pediatría, comentó en 2016 a 20minutos que "el ibuprofeno, principal componente o principio activo de Dalsy, es un medicamento eficaz y seguro, de uso común en pediatría".

Bravo responde que Dalsy no es el único medicamento que contiene ibuprofeno como principio activo, pero es uno de los más populares entre pediatras y padres.

De hecho, en la Asociación actualizan el Pediamecum, una base de datos dirigida a profesionales en el que se puede buscar los principios activos y las marcas de medicamento que lo contienen. Para el ibuprofeno, esta web ha listado más de un centenar de presentaciones en el mercado español.

En su experiencia diaria, Bravo ha señalado que es sumamente raro que se presente alguno de los efectos secundarios que se mencionan en el prospecto.

Sobre la denuncia de FACUA-Consumidores en Acción ha estimado que es muy positivo que se llame la atención sobre algún posible efecto secundario que no esté incluido en el prospecto. "Pero eso no debe causar ninguna alarma para dejar de usarlo", señaló.

Uso recomendado

Según el prospecto del Dalsy, su uso está recomendado para niños de entre 3 meses a 12 años de edad, y la dosis varía según la edad y el peso del paciente. Por ejemplo, para un bebé de entre 3 y 6 meses y de hasta 5 kilos de peso, la dosis recomendada en el prospecto es de entre 1,8 a 2,4 mililitros, con un máximo diario de hasta 7,2 mililitros.

En el otro extremo de la tabla (incluida en el prospecto del medicamento) un niño de entre 10 y 12 años y de entre 30 y 40 kilos de peso, le corresponde una dosis de entre 12 a 20 mililitros, con un máximo diario de hasta 60 mililitros, dependiendo del caso. El prospecto señala que el máximo diario debe ser repartido en 3 y 4 dosis al día, y que estas dosis son orientativas, dependiendo finalmente de la posología que recete el pediatra.

Entre las sustancias que el prospecto menciona que contiene el Dalsy están la sacarosa, sorbitol (E-420), parahidroxibenzoato de metilo (E-218), parahidroxibenzoato de propilo (E-216), colorante amarillo anaranjado S (E-110) y sodio, haciendo las pertinentes advertencias sobre cada sustancia.

Es precisamente el colorante amarillo anaranjado el que ha motivado la denuncia de FACUA, del que afirma que puede producir efectos en la capacidad psicomotriz que no se mencionan.

Los posibles efectos secundarios que puede llegar a causar el Dalsy vienen divididos en varias secciones, desde los frecuentes (que pueden afectar hasta 1 de cada 10 pacientes, como náuseas, vómitos, diarrea, flatulencia, etc) hasta efectos adversos muy raros (pueden afectar hasta 1 de cada 10.000 personas) o de frecuencia poco conocida. El prospecto completo puede consultarse en la web de la Agencia Española de Medicamentos.