La Policía Nacional celebra hoy el día de sus patrones (los Ángeles Custodios), pero los sindicatos no están para fiestas. Andalucía tiene en plantilla a unos 8.000 efectivos y necesita entre 1.000 y 1.500 más, según el Sindicato Unificado de la Policía (SUP), la Unión Federal de Policía (UFP) y la Confederación Española de Policía (CEP). El déficit de la plantilla es superior al 14%, dice la UFP.

El número de empleos establecidos para la comunidad no ha cambiado desde 1995 y sólo se han hecho modificaciones puntuales, según el CEP,  en zonas como el Puerto (Cádiz), por la cárcel.

Por todo esto, CEP y UFP se concentran hoy en Sevilla (a las 11 h, en la comisaría de Blas Infante). Y el SUP no acudirá a los actos convocados. No serán las últimas protestas. Todos preparan más movilizaciones.

Más problemas

Sueldos

En Andalucía son entre 600 y 800 euros más bajos que en el País Vasco y Cataluña, según el SUP.

Material

Los agentes necesitan chalecos antibalas ligeros (de 3 kilos y no los actuales, que pesan entre  8 y 12 kilos) «para todos», pues ya se han dado casos en los que los agentes han actuado a «pecho descubierto». Y guantes anticortes.

MÁS DATOS DEL CUERPO

Provincias

Los déficit de plantilla varían. En Cádiz falta un 11,4% y un 15% en los pueblos. En Córdoba, más de un 10% (un 15% en Lucena). Y en Huelva, el 16%. En Sevilla, el SUP habla de un 10% y UFP de casi un 20%.

Criminalidad

Aunque el índice de criminalidad ha bajado en provincias, según el SUP han aumentado algunos delitos. En Sevilla, por ejemplo, han crecido los asaltos con fuerza a domicilios, centros comerciales o naves industriales. Entre la víctimas también hay mandos del Cuerpo.

Patrullas

Los coches patrulla actuales han provocado quejas y bajas médicas, debido a los refuerzos de hierro de los respaldos del conductor y el copiloto. Los agentes de más de 1,75 m de alto «no caben».

Disciplina

Los sindicatos quieren cambios en el Código Penal para acabar con la «inseguridad jurídica» que padecen ahora y que se modifique su reglamento disciplinario, como ha ocurrido con el de la Guardia Civil.