Hotel málaga capital dique levante lujo cinco estrellas proyecto seguí al bidda
Hotel málaga capital dique levante lujo cinco estrellas proyecto seguí al bidda EUROPA PRESS/AL BIDDA GROUP

El futuro Hotel Suites Málaga Port, promovido por Al Bidda Group y diseñado por el estudio de arquitectura Seguí, espera abrir sus puertas en el año 2020 y crear 350 empleos entre directos e indirectos. Un establecimiento de cinco estrellas gran lujo, en el que se prevé invertir entre 100 y 120 millones de euros, que quiere convertirse en un hito arquitectónico y un atractivo turístico para la capital malagueña.

Con 135 metros -35 plantas-, este edificio sería el más alto de la ciudad. El grupo catarí, con inversiones en todo el Golfo Pérsico, se fijó en Málaga tras conocer su crecimiento económico y turístico y con este hotel de lujo quiere iniciar otras inversiones en España que aumenten su portfolio, según ha indicado Abdulla Darwish A D Fakhroo, administrador único de Andalusian Hospitality II, quien ha presentado este lunes en sociedad el proyecto junto al arquitecto José Seguí.

La empresa, que ganó el concurso de concesión convocado por la Autoridad Portuaria de Málaga, quiere que el hotel sea el "buque insignia" de la ciudad y un destino en sí mismo, además de una referencia internacional para lo cual apuesta por unas instalaciones totalmente innovadoras.

"Nuestra empresa tiene experiencia en proyectos en todo el mundo, en Oriente Medio y en Europa. Este hotel del puerto es nuestro foco principal y estamos muy agradecidos por el apoyo que hemos tenido", ha sostenido Darwish, quien ha agregado que el estudio de mercado y viabilidad económica encargado a una consultora fue "muy positivo y eso, junto al apoyo, nos motivó para invertir".

En los mismos términos se ha pronunciado José Antonio Farfán, de la consultora Deloitte, encargada del estudio de viabilidad: "evaluamos el potencial de Málaga como destino turístico desde el punto de vista socioeconómico, turístico y quedaron prendados y sorprendidos por la evolución de la ciudad en relación con otros destinos y con la media nacional y esa diferencia fue la clave para continuar con el proyecto".

No obstante, para que el hotel en el dique de levante sea una realidad han de solventarse varios trámites administrativos: la aprobación de la Delimitación de Usos y Espacios Portuarios (DUEP), la modificación del Plan Especial del Puerto, para otorgarle edificabilidad; y el visto bueno del Consejo de Ministros. Hasta entonces no podrá contar con la preceptiva concesión.

El presidente de la Autoridad Portuaria, Paulino Plata, ha indicado que los promotores conocen que son trámites "fundamentales" y ha confiado en que saldrán adelante. En este sentido, el alcalde, Francisco de la Torre, ha señalado a los periodistas que por parte del Consistorio se dará la "agilidad lógica y natural", mientras que por parte del Gobierno central, el ministro de Fomento en funciones, Rafael Catalá, vio con buenos ojos esta inversión en su reciente visita a Málaga.

"Las condiciones están dadas para que las administraciones colaboren y -el hotel- pueda ser una realidad", ha sostenido De la Torre, al tiempo que ha incidido en la importancia de que Málaga atraiga inversiones de este calado, mostrándose convencido de que habrá más proyectos de hoteles de cuatro y cinco estrellas, un segmento este último que contará en unos meses con un nuevo establecimiento, el rehabilitado Hotel Miramar, en la barriada de La Malagueta. "Hemos estado y vamos a estar colaborando para que el proyecto pueda ser una realidad porque será bueno para la ciudad", ha apostillado.

Plata ha incidido en que este hotel será un proyecto "muy interesante porque permitirá mejorar la actividad portuaria". "Málaga necesita una oferta de cinco estrellas, se han perdido pernoctaciones en ese sector y, además, mejora la cualificación como destino; ayuda a desestacionalizar, genera empleo, etcétera", ha recordado el dirigente del Puerto.

Seguí ha recalcado que la gran protagonista de este proyecto es la propia ciudad, "que está en un momento dulce y cuya asignatura pendiente es la alta gama y este edificio existirá porque Málaga está que se sale". La promotora quiere que los visitantes acudan a este hotel por sus especiales características: "Málaga asume perfectamente la rentabilidad de este proyecto".

CARACTERÍSTICAS

Descansar y organizar reuniones empresariales son dos puntos básicos de este centro hotelero, que contempla 352 habitaciones, casino, salas de reuniones, centro de congresos, zonas VIP, jardines, piscinas de agua de mar, SPA, restauración, terrazas y un centro comercial de primeras marcas internacionales.

Las habitaciones, según los diseñadores, son una de las piezas más estudiadas y las que aportan las mayores novedades para cumplir el objetivo de exclusividad e innovación. Las vistas al exterior se garantizan en todas las dependencias, incluido el baño, que cuenta con jacuzzi desde el que se puede ver el mar; tienen salón y dormitorio con ventanal.

Se prevén cinco tipos de estancias: 280 habitaciones estándar, con un dormitorio y un baño; 20 superiores, que suman un salón; 24 suites estándar, 16 suites superiores, con dos dormitorios, dos baños y un salón; y 12 suites reales, con tres dormitorios, tres baños y un salón. En total serán 352 unidades.

El auditorio de congresos, que pretende ser "el más importante de la ciudad", tendría capacidad para 550 espectadores, incluido escenario y camerinos para grandes acontecimientos; además de contar con salas de exposiciones y salones complementarios para un millar de personas en todo su conjunto.

Se proyecta un espacio exterior, a modo de plaza, que sirve como acceso principal e independiente a él; además se conecta directamente con un gran comedor de eventos y espacios ajardinados. Los accesos, igualmente, están "muy clarificados" y no se pierden estacionamientos para la estación marítima.

Respecto al casino, Seguí ha asegurado que es una pretensión aunque si no se dieran los permisos para el mismo se seguiría adelante igualmente con la inversión. El proyecto estima un acceso exclusivo con una gran escalera y su conexión con una zona de aparcamientos controlados exteriores e interiores para visitas "que requieren seguridad y privacidad". Precisamente, se ha proyectado un solo sótano con 485 plazas, cumpliendo así la dotación exigida y atendiendo la demanda.

EDIFICIO AERODINÁMICO

También se ha tenido en cuenta su ubicación, en un lugar privilegiado pero no exento de problemas como el aire o los efectos de los rompeolas del dique de levante. Así, se ha planteado un diseño aerodinámico de la torre y se han evitado las esquinas y parámetros rectos que pudieran suponer "altas resistencias a los empujes del viento y del rompeolas". "En el morro el viento sopla cuatro o cinco veces más fuerte que en la Alameda, de ahí el modelo aerodinámico", ha apostillado el arquitecto José Seguí.

Se trata de una elipse acristalada fortalecida por sus formaciones de bóvedas, confiriéndole una imagen "sugerente y atractiva". También se han incluido unas viseras horizontales que dan un soleamiento adecuado atendiendo a las orientaciones de cada fachada.

En la parte superior de la torre se sitúan las instalaciones que requiere el edificio, incluyendo un sistema de paneles fotovoltaicos para generar energía, consiguiendo así ahorro energético; todo ello con la idea de alcanzar una alta calificación Leed (Leadership in Energy and Environmental Design).

El arquitecto del estudio encargado del diseño ha incidido en que se trata de un edificio "muy sencillo, esbelto y fácil de construir": "Será una antorcha, el nuevo faro de Málaga", ha recalcado, ya que por las noches su imagen cambiará dependiendo de las luces de las habitaciones que estén encendidas o apagadas.

Consulta aquí más noticias de Málaga.